Puente: “Lactalis tiene una actitud prepotente y poco colaboradora”

El alcalde asegura que el Ayuntamiento y la Junta seguirán aunando esfuerzos “para intentar que no se pierdan esos empleos”

Imagen de una de las manifestaciones contra el cierre de Lauki.

Las negociaciones políticas con Lactalis, multinacional francesa propietaria de Lauki que ha anunciado el cierre de la fábrica vallisoletana, siguen en una montaña rusa que acerca o aleja las expectativas para la conservación de los más de 80 puestos de trabajo casi cada día. Hoy el alcalde, Óscar Puente, ha cargado contra Lactalis, “que está teniendo una actitud prepotente y poco colaboradora”.

Puente ha argumentado que “ahora que hay una empresa interesada en la compra que no es del sector y que está dispuesta a un plan de reconversión, no están poniendo nada de su parte”. Esta situación “no es admisible, cierran la empresa, nos dejan sin trabajo, sin la actividad y nos dejan ese muerto en medio de la ciudad a ver qué hacemos con ello; está claro que ellos son los propietarios de su industria y su empresa, pero quieren disponer también de la vida de las personas y llevar las cosas a un extremo intolerable; nadie les puede obligar a vender, es evidente, pero si hay una solución alternativa de una compra de alguien que no es competidor y a eso también se niegan, la pregunta es ¿a qué juegan?”, ha añadido.

El Ayuntamiento de Valladolid y la Junta están realizando negociaciones conjuntas y en paralelo para intentar evitar el cierre de Lauki. Puente ha reconocido que este jueves ha hablado con la consejera Milagros Marcos. “Hemos compartido información, porque es contradictorio lo que les ha dicho Lactalis a ellos y a nosotros, vamos a ir juntos, de la mano para que este cierre no se produzca”. ha concluido.

Valdeón: “Trabajaremos hasta el final para intentar convencer a Lactalis”

Por su parte, la vicepresidenta de la Junta de Castilla y León, Rosa Valdeón, ha asegurado este jueves que el ejecutivo regional trabaja arduamente para lograr “convencer” a Lactalis de que no cierre la planta de Lauki. O al menos para “demorar” un cierre que está previsto para el 30 de junio.

Tras la reunión del Consejo de Gobierno, Valdeón ha trasladado que la postura de la Junta siempre ha sido “firme” en apoyo a los trabajadores y en defensa de la actividad. “Hemos puesto toda la carne en el asador pero si Lactalis no accede poco podemos hacer”, no obstante, la vicepresidenta ha afirmado que “no nos podemos quedar de brazos cruzados”.

“Estaremos hasta el último día, y si se da el cierre apoyaremos como podamos a los trabajadores”, ha asegurado Valdeón, quien también ha querido encumbrar el “trabajo serio” que se hace desde la Fundación Anclaje.

No hay comentarios

Dejar respuesta