Más de 34.000 vallisoletanos requirieron la ayuda de los Servicios Sociales

El 11% del total de la población de Valladolid pasó por los diferentes servicios del Ayuntamiento en esta materia.

Rafaela Romero durante la presentación de la memoria de los Servicios Sociales del Ayuntamiento de Valladolid.

“No ha pasado la crisis, hay mucha gente que lo sigue pasando mal”, es la lectura ofrecida por la concejal de Servicios Sociales en el Ayuntamiento de Valladolid, Rafaela Romero, tras analizar la memoria de su departamento a lo largo de 2015 y comprobar que en dicho periodo más de 34.000 vecinos solicitaron ayuda de este servicio, equivalente a más del 11% de la población total, o que las relativas a emergencia llegaron a 1.839, con un incremento del 15% respecto de 2014.

El presupuesto global en materia de Servicios Sociales, cifrado en 20 millones de euros, se ha destinado fundamentalmente a financiar distintos programas y afrontar el capítulo de personal, máxime cuando la plantilla de los Centros de Acción Social (CEAS) se ha visto incrementada con diez trabajadores sociales más, concretamente cuatro profesionales de los equipos de intervención familiar y seis para los de promoción de la autonomía personal.

La memoria presentada por la edil refleja un panorama de penurias y necesidades, las mismas que llevaron el pasado año a que más de 34.000 personas, un 3% más que en 2014, tuvieran que acudir a los 40 CEAS diseminados por toda la ciudad, lo que se ha traducido en un incremento generalizado en cuanto al número de usuarios de los distintos servicios prestados por el Consistorio.

En el desglose, el balance refleja 385 familias atendidas por los equipos de intervención familiar, además de otras 648 que precisaron ayudas de emergencia de pobreza energética puestas en marcha por el actual equipo de gobierno, compatibles con las anteriores, así como las 2.667 solicitudes de Renta Garantizada de Ciudadanía tramitadas (+12,3%), las 3.212 atendidas en dependencia (+29%), las 2.186 en servicio de ayuda a domicilio (+9%), las 3.257 por teleasistencia (+10%), 106 de ayuda a la discapacidad o las 1.897 personas atendidas en riesgo de exclusión social, un 5% más que en 2014, con la particularidad de que en este capítulo se han iniciado itinerarios de inserción individualizada que han beneficiado a 847 personas (+25%).

Un total de 648 becas de comedores escolares, un 7,5% más; 220 de guardería, con un crecimiento del 15%; 42 familias atendidas en el programa de alojamiento provisional, 182 asistidas por riesgo de desahucio, 300 personas beneficiadas del programa de formación para el empleo (+30%), 1.615 participantes en 83 programas de educación e intervención social, las 30.000 personas mayores atendidas en la red de centros con programas de envejecimiento activo, las 108 víctimas de violencia de género (+40%) asistidas con planes de atención individualizada y los 7.082 jóvenes (+32%) inmersos en programas de prevención de drogas completan las principales actuaciones del departamento de Servicios Sociales.

Su titular, Rafaela Romero, en declaraciones recogidas por Europa Press,se ha mostrado “orgullosa” del trabajo desarrollado y el “esfuerzo del área” para adaptarse a todos los cambios que supone una nueva corporación, si bien ha reconocido que pesa mucho ese más del 11% de la población que sigue precisando de ayuda.

La edil se ha felicitado por el esfuerzo realizado con el colectivo de personas mayores, “pues no todos los centros contaban con dirección y ahora sí”, al tiempo que ha subrayado los avances en cuando a la agilización de plazos para insertar en el sistema a aquellos demandantes de servicios de ayuda a domicilio, cuyo tiempo de tramitación se ha reducido en dos meses.

“Se trata de reducir el tiempo de incorporación al sistema cuando la pelota está en el tejado de esta concejalía”, ha subrayado su responsable.

No hay comentarios

Dejar respuesta