Tres policías salvan la vida a un niño de un año

Había entrado en parada cardiorrespiratoria.

Tres agentes de la Policía Municipal de Valladolid lograron salvar la vida a un bebé de un año que entró en parada cardiorrespiratoria cuando se encontraba junto a su madre en la vía pública en la capital vallisoletana, según han informado a Europa Press fuentes policiales.

Los hechos se remontan a las 18.40 horas de ayer, lunes 16 de mayo, cuando una madre que se encontraba en el puente de Santa Teresa, en las inmediaciones al parque Ribera de Castilla, avisó a un motorista de la Policía Municipal porque su bebé había dejado de respirar ante lo que el agente inició unas maniobras de reanimación cardiorespitatoria adecuadas a la edad del pequeño, con masajes y pequeños golpecitos en el pecho además de insuflación de aire boca-nariz.

Ante la evidencia y la gravedad de los hechos el agente avisó a una patrulla de la Policía Municipal y los tres policías trasladaron al bebé al Hospital Clínico de Valladolid para evitar así más demoras por la espera de una ambulancia.

Las labores de reanimación del bebé continuaron en Urgencias donde el niño entró en situación de parada si bien finalmente salió de la situación de peligro. Todo apunta a que la parada cardiorrespiratoria se debió a una crisis febril.

No hay comentarios

Dejar respuesta