La flexibilidad del PGOU, objetivo primordial de Ayuntamiento y CVE

El equipo de gobierno municipal se ha reunido con miembros de la Junta Directiva de la Confederación Vallisoletana de Empresarios para debatir sobre cuestiones de toda índole que preocupan a los empresarios y a la ciudad.

Tanto el Ayuntamiento de Valladolid como la Confederación Vallisoletana de Empresarios (CVE) ha coincidido en señalar que uno de los aspectos que se debe recoger en la próxima revisión del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) es la flexibilidad comercial y la versatilidad para acoplarse a una sociedad que avanza a un gran ritmo.

Así lo han afirmado tanto Óscar Puente, alcalde de Valladolid, como Ángela de Miguel, presidenta de la CVE, tras la reunión que el equipo de gobierno municipal y miembros de la Junta Directiva de los empresarios han tenido este martes para tratar cuestiones generales que afectan a la ciudad.

Ángela de Miguel ha expresado que la revisión del PGOU  es muy importante y “nos gustaría que estuviera cuanto antes” pero desde la CVE son conscientes de las dificultades por las que pasa. No obstante, una de las peticiones de los empresarios vallisoletanos es que sea “flexible” y que no se quede obsoleto a los pocos años, a la vista de la rapidez con la que la sociedad va avanzando.

“Pedimos versatilidad en el uso de locales comerciales, que se pueda combinar vivienda con otro uso”, ha afirmado la presidenta de la CVE. Además ha incidido en la llamada “industria limpia” y la necesidad de desarrollarla en el centro de la ciudad para “dar vida al centro”. Asimismo, De Miguel se ha referido a la flexibilidad y facilidades a la hora de que una gran empresa se instale en Valladolid.

Por su parte, Puente ha explicado que hay dos cuestiones que comprometen una pronta revisión del PGOU. La primera es la ubicación definitiva del Parque Agroalimentario, “el proyecto industrial más importante del Ayuntamiento”. En este sentido, el primer edil ha explicado que se quiere concurrir a las ayudas europeas en febrero de 2017, por lo que “el plazo es muy corto y hay que hacer muchas cosas”.

La otra cuestión es la del soterramiento, ha explicado el regidor, que afecta al PGOU porque “en este momento hay una serie de alternativas sobre las que hay que decidir”.

En el sentido de flexibilidad demandado por la CVE, el alcalde ha dicho que el Ayuntamiento “comparte esa necesidad” para intentar que “la trama urbana se rellene de la mejor manera posible”. Tanto la CVE como el Ayuntamiento “trabajamos por la ciudad compacta, y para eso hay que diversificar mucho los usos y permitir asentamientos que con otra visión irían a planteamientos periféricos”.

Puente tiene claro que “es fundamental ser flexibles con los usos si queremos darle vida a la ciudad”.

Ayuda a las pymes locales

Además, en dicha reunión se ha hablado de la necesidad de conciliar los contratos públicos con la preminencia de las pequeñas y medianas empresas vallisoletanas. Pero Puente ha explicado que la legislación “no ayuda” a esta conciliación.

El regidor ha expresado dos premisas fundamentales sobre la contratación pública. La primera es la “libre concurrencia” de todas las empresas porque “no queremos que nadie renuncie a concurrir a un contrato porque entienda previamente que la plaza está predestinada”.

Por otro lado, el alcalde socialista se ha declarado preocupado por el hecho de que las pymes de Valladolid deberían tener  “un mayor acceso” a dichos contratos, para lo que habría que variar unos requisitos que muchas veces las excluyen. En este sentido, Puente ha afirmado que hay varios contratos municipales que expiran en breve tiempo y que la idea es “es apostar por fórmulas de licitación que concilien esos dos intereses”.

No hay comentarios

Dejar respuesta