El San Juan de la Cruz, al todo o nada

El Ayuntamiento se juega todo a una carta con la reunión que Manuel Saravia tendrá esta tarde con la ministra de Empleo y Seguridad Social en funciones, Fátima Báñez.

Una acción reivindicativa junto al San Juan de la Cruz.

“La esperanza es lo último que se pierde”. Esa frase, salida de la boca del alcalde de Valladolid, Óscar Puente, demuestra a las claras el espíritu combativo de la corporación municipal con el mantenimiento del edificio del Colegio San Juan de la Cruz. Pero, al mismo tiempo, deja entrever que las balas se están acabando y las opciones de conseguir un trato con el Ministerio de Empleo y Seguridad Social son remotas.

Y es que todo queda en función de la reunión que Manuel Saravia, concejal de Urbanismo, tenga en Madrid con Fátima Báñez, ministra de Empleo y Seguridad Social en funciones. Un encuentro en el que el también teniente alcalde de Valladolid va sin cita previa y con poco por perder.

Tras demorar casi un mes la demolición de este inmueble situado en el barrio de Rondilla debido a la incansable búsqueda de un acuerdo favorable a los intereses vecinales  y municipales -que pasan por hacer un uso social de las instalaciones-, el alcalde ha reconocido que si la reunión de esta tarde no es favorable, puede incluirse en despacho extraordinario la aprobación de la demolición por parte de la Junta de Gobierno, que se reunirá mañana miércoles.

“No queremos dilatar más este tema sino hay voluntad real de dialogar”, ha reconocido Puente. Y es que el Ayuntamiento está obligado a resolver favorablemente esa licencia de derribo favorable.

La posición negociadora del Ayuntamiento es muy débil una vez que el anterior alcalde, Javier León de la Riva, permutara esta parcela por otra con la Seguridad Social, que es la actual propietaria.

No hay comentarios

Dejar respuesta