El conflicto de la Escuela de Música llega a tribunales europeos

El TSJCyL consultará al TJUE sobre los derechos de los trabajadores en el caso de traspasos de empresas y centros de actividad.

La cooperativa In Pulso Musical, actual adjudicataria de la Escuela de Música de Valladolid, ha informado de que el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCyL) ha sometido al Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), por vía de cuestión prejudicial, tres preguntas sobre la interpretción de una Directiva europea relativa al mantenimiento de los derechos de los trabajadores en caso de traspasos de empresas y centros de actividad.

En un comunicado recogido por Europa Press, la cooperativa apunta que de este trámite podría derivarse la posibilidad de que la nueva adjudicataria del contrato de la Escuela de Música, cuyos pliegos han sido recientemente aprobados por el Ayuntamiento de Valladolid, tenga que subrogarse en el contrato de trabajo de los antiguos profesores que finalizaron sus contratos en abril de 2013, cuando la anterior empresa finalizó su prestación.

Según In Pulso Musical, el propósito del Alto tribunal es que el TJUE interprete si los 24 trabajadores de la Escuela Municipal de Música del Ayuntamiento de Valladolid, despedidos por la anterior adjudicataria -Músicos y Escuela- tienen derecho o no a su readmisión como profesores en en el centro, así como a percibir las cantidades devengadas desde su despido, con fecha 8 de abril de 2013, o a ser indemnizados por despido improcedente de acuerdo con su respectiva antigüedad que, en bastantes casos, supera los veinte años.

La cooperativa ha explicado que la “posibilidad de que la nueva adjudicataria tenga que subrogarse” en el contrato de los antiguos profesores, que tienen “antigüedades muy elevadas, y cuyos despidos todavía están pendientes de sentencia”, constituye “una serio impedimento para concurrir a la licitación de este contrato”.

No obstante, han matizado que ya que se encuentra en marcha este proceso, valoran junto con sus abogados la posibilidad de volver a optar a la gestión y concursar en esta nueva fase de adjudicación.

In Pulso Musical ha recordado que la Sala Cuarta del Tribunal Supremo en su sentencia de 17 de noviembre de 2014 confirmó otra en igual sentido de la Sala de lo Social del TSJCyL de 2013, que declaró procedente y ajustado a derecho el despido colectivo de esos trabajadores por causas económicas.

Han añadido que los Juzgados de lo Social de la ciudad han desestimado todas las demandas individuales de los mismos trabajadores, sobre la base de que “difícilmente puede hablarse de la posibilidad de sucesión de empresas cuando han transcurrido del orden del cinco meses entre el despido y el inicio de actividades en la Escuela por la nueva empresa, interregno en que no se desarrolló actividad, sin previsión al respecto convencional ni en el pliego de condiciones administrativas”.

No obstante, han apuntado que la cuestión prejudicial que eleva el TSJCyL no incide en esta cuestión, sino en los avatares judiciales entre el Ayuntamiento de Valladolid y la anterior adjudicataria Músicos y Escuela ante la Sala de lo Contencioso Administrativo del mismo Tribunal Superior de Justicia.

En base a dichas resoluciones, en su mayoría desfavorables al Ayuntamiento, pretende despejar la duda relativa a si pese al abandono del servicio del anterior contratista antes de la finalización del curso, y la interrupción de la actividad entre abril y agosto de 2013 es posible que los anteriores trabajadores tengan derecho a ser subrogados, en la condiciones laborales que disfrutaban antes de su despido, por la actual contratista del servicio; así como determinar que no impide esa consecuencia la firmeza de la Sentencia del Tribunal Supremo que declaró el despido colectivo ajustado a derecho y el derecho positivo español que impide juzgar dos veces un mismo hecho.

No hay comentarios

Dejar respuesta