Baño institucional del Atlético Valladolid con Garnacho en el recuerdo

Todo el cuerpo técnico, directivos y jugadores han sido recibidos por la Diputación de Valladolid, primero, y por el Ayuntamiento, después.

Todo el Atlético Valladolid en la recepción en el Ayuntamiento de Valladolid.

Conseguir un título, o un ascenso, en este caso, siempre conlleva una serie de rituales que van desde la celebración con toda una ciudad hasta el reconocimiento de las instituciones públicas que de una u otra manera han apoyado al club. La hazaña deportiva del Atlético Valladolid ha seguido los mismos derroteros y si ayer se mezclaban con los ciudadanos para que fueran partícipes del ascenso a Liga Asobal, hoy ha tocado el paseo por la Diputación y por el Ayuntamiento de Valladolid.

Tanto en la institución provincial como en la local, el Atlético Valladolid Recoletas ha entregado camisetas de juego a Jesús Julio Carnero, presidente de la diputación; Óscar Puente, alcalde de Valladolid y Alberto Bustos, concejal de Deportes.

Recepción en la Diputación de Valladolid.
Recepción en la Diputación de Valladolid.

Unas celebraciones más protocolarias que han comenzado en la Diputación, donde Carnero ha reconocido el “trabajo y esfuerzo” de un club joven que vuelve a poner al balonmano vallisoletano “donde tenía que estar”.

Aprovechando el centenario de la muerte de Cervantes, el presidente provincial ha recordado que hace dos años no había balonmano en Valladolid y este proyecto ha conseguido su meta con mucho “tesón, empeño, trabajo y, sobre todo, corazón”.

En esta recepción, Nacho González, entrenador del flamante club de la Liga Asobal, ha enfatizado la procedencia vallisoletana de la mayoría de la plantilla y de todo el cuerpo técnico. “Luchadores y trabajadores que viven este proyecto y que hace que los ciudadanos se puedan reflejar en nosotros”, ha afirmado.

Algo más de una hora después, era el balcón del Ayuntamiento el que acogía a un Atlético Valladolid eufórico que se animó a corear el “Vamos, ,vamos, vamos mi Pucela, yo te llevo dentro de mi corazón” que tan habitual es escuchar en Huerta del Rey.

Rececpion Atlético Valladolid Diputación Ayuntamiento Valladolid 6Una vez en el Salón de Recepciones, Óscar Puente ha reconocido la hazaña de un club que en dos años de vida ha conseguido llegar a Liga Asobal y pelearse con los más grandes. “Lo que habéis hecho no es fácil”, ha afirmado el regidor, que ha mostrado el orgullo de la ciudad por que los dos equipos de balonmano, Aula Cultural y Atlético Valladolid, estén en la élite del deporte nacional.

Puente ha terminado lanzando el objetivo ambicioso para que el Atlético Valladolid “pelee por volver a Europa que es donde estuvimos hace tiempo”.

Tras las palabras del primer edil, el presidente del Atlético Valladolid, Mario Arránz, ha destacado que una de las claves del éxito ha sido “no correr, ir sin prisa” en la parcela deportiva para conseguir los objetivos. Unas metas primordiales entre la que estaba la de “involucrar a toda la ciudad” y recuperar las buenas sensaciones de pertenencia a un equipo de élite.

Asimismo, este proyecto se ha acercado mucho a los más pequeños para “sembrar la semilla que cimiente un proyecto sólido”, en referencia a las actividades que tienen en colegios para acercar el deporte a los chavales.

Por último, y quizá más importante, las dos recepciones han estado dedicadas y bañadas por el recuerdo a Toño Garnacho, recientemente fallecido y uno de los impulsores de este Valladolid Recoletas que ahora sube a Asobal para devolverle todo su esfuerzo.

No hay comentarios

Dejar respuesta