El Atlético Valladolid festeja el ascenso a Asobal con su afición

Más de 200 seguidores reciben al equipo en la plaza Portugalete

El Atlético Valladolid está de dulce después de vencer a Bidasoa este sábado y sellar así su ascenso a liga Asobal. Algo muy meritorio para un club de sólo dos años de historia que cogió el testigo del balonmano vallisoletano del extinto BM Valladolid. La temporada pasada el final fue el más cruel posible para el equipo entrenado por Nacho González, cayendo por un penalti en la final del playoff. Ahora el destino del deporte ha hecho justicia y ha devuelto al balonmano de Valladolid a la élite.

El club había convocado a sus aficionados para un encuentro con los jugadores esta mañana de domingo en la plaza de Portugalete, aprovechando el escenario de los conciertos vinculados a la Feria del Disco, la plantilla ha subido para festejar desde ahí con sus seguidores el éxito logrado.

Las palabras del presidente, Mario Arranz, en recuerdo del directivo fallecido Antonio Garnacho han sido uno de los momentos más emotivos de una celebración en la que los jugadores han agradecido a la afición su apoyo durante toda la temporada.

Este lunes será el momento de las recepciones institucionales, aunque ya esta mañana el concejal de Deportes, Alberto Bustos, ha acompañado al equipo en la celebración y ha destacado la buena imagen y los valores de trabajo y esfuerzo que transmite esta plantilla.

No hay comentarios

Dejar respuesta