Las sonrisas de 300 pequeños, un inmejorable comienzo para Circolmedo

La lluvia ha obligado a cambiar de escenario el espectáculo ‘El Comediante’, de la Compañía Kicirke, pero no ha deslucido un pistoletazo de salida espectacular para tres días de artes circenses en Olmedo.

Una sonrisa es capaz de derribar muros, por muy altos y metafóricos que estos sean. Y si ese gesto risueño se produce en un niño, entonces da la sensación de que cualquier esfuerzo ha merecido la pena. De risas, carcajadas, palmas y alegría ha estado repleto el comienzo de la novena edición de Circolmedo, que ha reunido a 300 escolares.

La mañana comenzó con todos los ojos puestos en las oscuras nubes que más tarde descargarían agua como si se hubiera roto la cañería central del cielo. Esa previsión de lluvia obligó a cambiar de escenario el espectáculo ‘El Comediante’, de la compañía burgalesa Kicirke. Así, se pasó de la Corrala del Palacio del Caballero al Polideportivo Municipal, lo que a priori era un lastre pero que a la postre no fue un impedimento para que los alumnos del Colegio Público Tomás Romojaro y los más pequeños de la Escuela Infantil Alborada disfrutaran de un espectáculo que abrió la novena edición del Circolmedo.

Durante casi una hora, ‘El Comediante’ ha hecho reír a carcajadas a todos los presentes con sus caídas, juegos con sombreros, equilibrios imposibles sobre sillas y, sobre todo, con una interacción constante con el público.

El acompañamiento de la música y la utilización de numerosos complementos y juguetes sonoros, además del buen hacer del protagonista, han hecho que el comienzo de Circolmedo haya sido inmejorable con la diversión por bandera.

La sonrisa de los niños ha sido la recompensa al trabajo bien hecho y a superar las vicisitudes climatológicas que han obligado a la directora de Circolmedo, Montse Sánchez, a variar de planes para que los más pequeños no se mojaran lo más mínimo.

Sánchez espera que se igualen los visitantes del año pasado a Circolmendo, que fueron alrededor de 7.000. Una novena edición que no ha hecho más que comenzar y que ya tiene a Olmedo con la sonrisa en la boca y las palmas preparadas para agradecer el espectáculo de artes circenses para todos los públicos que llenarán la localidad vallisoletana hasta el 15 de mayo.

¡Consulta la programación de este viernes y del resto de días para no perderte nada!

No hay comentarios

Dejar respuesta