Denuncian la aparición de salchichas envenenadas en la calle Penitencia

Según una vallisoletana que ha recogido cuatro salchichas en un parque cercano a esa calle del barrio de la Rondilla.

De nuevo ha vuelto a pasar. Hay quien tiene fijación con los indefensos perros de compañía y se dedica a dejar caramelos envenenados por los parques para que los canes se los coman. Esta vez ha sido en un parque del barrio de la Rondilla, más exactamente en la calle Penitencia.

Las redes sociales se han hecho eco de la denuncia de una ciudadana que ha recogido hasta cuatro salchichas supuestamente envenenadas en dicha calle de Valladolid. El anuncio ha corrido rápido como la pólvora y se ha ido extendiendo para que los propietarios de animales de compañía anden con más cuidado, si cabe, para que sus mascotas no ingieran alguno de estos regalos envenenados.

Este periódico ha podido hablar con la Policía Municipal de Valladolid y a las 15.00 horas no constaba ninguna denuncia sobre hechos similares, lo que no quiere decir que no se haya producido dicho acto vandálico y desalmado.

Es la segunda vez que en poco tiempo se encuentra comida envenenada o con alfileres para dañar a los animales, después de que la Policía Municipal encontrara carne envenenada en un parque de Pajarillos, el pasado 4 de abril.

No hay comentarios

Dejar respuesta