Bermejo pide a Puente explicaciones por la Escuela de Música

El PP reclama al alcalde una disculpa tras el sobreseimiento de la causa

bermejo enriquez pp valladolid
Bermejo y Enríquez en rueda de prensa.

El Partido Popular ha pedido hoy al alcalde, Óscar Puente, que de explicaciones sobre el pliego de condiciones del contrato de la Escuela de Música, después del sobreseimiento de las diligencias abiertas por el Juzgado de Instrucción número 6 de Valladolid tras las denuncias presentadas por una supuesta prevaricación en la adjudicación de la gestión de la Escuela de Música.

El presidente del Grupo Popular, José Antonio Martínez Bermejo, y el portavoz del mismo, Jesús Enríquez, han reclamado además que el primer edil explique por qué se ha copiado al 90 por ciento el pliego denunciado, así como el grado de participación que el PSOE e IU jugaron en la denuncia que presentaron extrabajadores.

Bermejo ha indicado que respetan y comparten el pronunciamiento judicial, que demuestra que las acusaciones de prevaricación hacia el PP “no son ciertas” y ha recordado que en diez plenos municipales Óscar Puente llevó este tema y pidió aclaraciones, información e incluso pidió dimisiones en el entonces equipo de gobierno.

Ahora, considera que tiene que pedir disculpas, “reconocer el error” y para ello aclare cuál fue la participación que tuvo su Grupo en relación a la denuncia que se presentó, ya que en el auto de sobreseimiento se recogen declaraciones de una extrabajadora que asegura que se reunieron con PSOE e IU para que les asesoraran.

PLIEGO “COPIADO”

En este contexto, el presidente del Grupo Popular ha reclamado al actual equipo de Gobierno que dé explicaciones sobre el pliego de condiciones que ha elaborado recientemente para optar a la gestión de la Escuela de Música, que ha afirmado que se ha “copiado” en un 90 por ciento del anterior, con errores tipográficos incluidos, cuando en su momento dijeron que era “delictivo” y que había oscurantismo.

Por su parte, Jesús Enríquez cree que el pliego se ha empeorado además al tener menos en cuenta el precio para la adjudicación, pero se exige el mismo reglamento que en 2012, contra el que toda la oposición votó. “Es un caso deliberado de cinismo político porque las actuaciones iban orientadas a pescar en río revuelto y sacar tajada”, ha aseverado.

Asimismo, ha incidido en que se ha pasado de un coste de la Escuela de 400.000 euros al año a 18.000, con más alumnos y la satisfacción tanto de estos como de los alumnos y la propia Concejalía de Educación. Por ello, no entiende por qué no se ha prorrogado el contrato, aunque el Ayuntamiento esté en su derecho de convocar un nuevo concurso.

A este respecto, h advertido del riesgo que supone que haya un proceso pendiente en el Tribunal Superior de Justicia Europeo planteado por los anteriores trabajadores, de forma que podría obligarse a contratarlos de nuevo.

No hay comentarios

Dejar respuesta