Los teléfonos móviles, nuevo escenario de riesgo para la violencia machista

Carmona alerta de que muchas adolescentes no son conscientes de ser víctimas de violencia de género a través de las TIC

La presidenta del Observatorio Nacional Contra la Violencia Doméstica y de Género, María Ángeles Carmona (foto: Europa Press).

La nuevas formas de control a través de las nuevas tecnologías de la información (TIC), fundamentalmente los smartphones, han desatado las alarmas en el seno del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ante la falta de conciencia de las víctimas de estar siendo sometidas a actitudes de agresión y anulamiento, tal y como ha advertido hoy la presidenta del Observatorio Nacional Contra la Violencia Doméstica y de Género, María Ángeles Carmona.

“Hemos detectado que hay una serie de conductas de control y aislamiento que las jóvenes no están percibiendo como actos de violencia de género”, apunta Carmona, quien considera vital aprender a detectar de una manera precoz este tipo de actos que se ven facilitados por el uso de las redes sociales y las TIC, fundamentalmente los teléfonos móviles, y que permiten a los maltratadores “tener controladas a sus víctimas desde el minuto uno”.

En este sentido, la presidenta del observatorio, en declaraciones recogidas por Europa Press, cita como primeras manifestaciones de este tipo de conductas el control de los whatsapp que recibe la pareja, su forma de vestir o aquellas que conducen al aislamiento respecto de la familia y amigos.

“Es importante por ello que aquellas menores que hoy llegan a nuestros juzgados aprendan a identificar de forma precoz cuándo están siendo víctimas de violencia de género”, subraya Carmona, quien añade que en esa tarea es fundamental la labor que está desarrollando el CGPJ en colaboración con toda la sociedad civil y resto de organizaciones que luchan contra esta lacra que ha definido como un “auténtico atentado a los derechos humanos”.

ANÁLISIS DE MEDIO MILLAR DE CONDENAS

En este sentido, la ponente se ha felicitado de los cambios y evolución observados en los últimos años en la jurisprudencia española, algo que, como así ha puntualizado, se pone de manifiesto en el estudio que el observatorio ha realizado de medio millar de sentencias condenatorias por violencia de género dictadas por las audiencias provinciales, en aplicación de la Ley Orgánica 1/2004, que “ponen de manifiesto que este tipo de hechos no quedan impunes”.

De hecho, cada vez son menos los fallos judiciales que aplican al condenado atenuantes de drogadicción, alcoholismo, arrebato, obcecación o enajenación mental, “pues se trata de delitos que se cometen con frialdad”, a lo que se suma el cada vez menor porcentaje de denuncias falsas por parte de las víctimas, “lo que contribuye a desterrar también determinados mitos sobre este tema”.

Pero además, la representante del CGPJ ha mostrado su satisfacción por la agilización de los plazos en este tipo de procedimientos, algo que achaca a las ventajas de la implantación del sistema ‘lexnet’ por parte del Ministerio de Justicia. “Es imprescindible para que la víctima que denuncia se sienta protegida y continúe con el procedimiento, algo que es un acto heróico, así como para obtener una respuesta judicial inmediata que impida que el maltratador crea que su conducta va a quedar impune”, concluye Carmona.

No hay comentarios

Dejar respuesta