Las facturas aprietan y ponen en peligro a las ONGs

El agua, el teléfono, la comunidad o la luz son gastos a los que estas entidades sin ánimo de lucro tienen que hacer frente con mínimas ayudas y con dinero de sus bolsillos en múltiples ocasiones

ONGs, facturas, crisis energética
La facturas aprietan a las ONGs de Valladolid

El 11% de los hogares de España, con más de cinco millones de personas afectadas, no pueden poner la calefacción en invierno o hacer frente al pago de las facturas de agua, luz, o teléfono según apunta el III Estudio “Pobreza, vulnerabilidad y desigualdad energética. Nuevos enfoques de análisis”, presentado por la Asociación de Ciencias Ambientales.

ONG, facturas, subida de precios
Las ONGS sufren ante las facturas

En Castilla y León, el 88% de las personas están preocupadas ante el gasto energético al que cada mes tienen que hacer frente y también ante la subida que están experimentando las tasas de energías básicas que han de ser utilizadas día tras día por cada uno de los mortales para llevar una vida medianamente normal.

Uno de los colectivos, centrándonos en Valladolid, que también está sufriendo este problema es el de las organizaciones sin ánimo de lucro que se encuentran en la actualidad indefensas ante la falta de ayudas y que en ocasiones tienen que hacer frente a estos pagos con dinero de los propios socios (fuera de las cuotas anuales) para que alguna de estas entidades siga con vida.

“Últimamente estamos teniendo muchos problemas porque  nuestro local está cedido por  la Junta de Castilla y León pero todos los gastos como la comunidad, la luz, el agua o el teléfono, tenemos que pagarlos con dinero que sale de nuestros bolsillos y nos suponen unos gastos al mes bastante elevados”, asegura la tesorera de la Asociación de Enfermos de Fibromialgia y Síndrome de Fatiga Crónica de Valladolid, Mari Paz Ramos.

Ramos afirma que su Asociación “va subsistiendo” gracias a “la venta de ropa de segunda mano”, “los mercadillos solidarios” y a “las manualidades”, que hacen que puedan salir adelante pero asegura que la solución pasa por “aumentar el número de ayudas” por parte de instituciones como el Ayuntamiento, que en la actualidad aporta “500 euros”, insuficientes para el mantenimiento de la actividad.

El presidente de la Asociación Cadena de Sonrisas, Héctor Gómez, afirma que en una ONG como la suya tienen que “quitar dinero de materiales y demás cosas que necesitan para trabajar” para hacer frente “al pago de las facturas” y apuntilla además que en su organismo en el que los “socios tienen una cuota anual de cinco euros, el que más trabaja pone algo de dinero al mes para seguir con la actividad”.

Una de las facturas a las que tienen que hacer frente las ONGs
Una de las facturas a las que tienen que hacer frente las ONGs

Gómez asegura que la solución es complicada y que lo único que pueden hacer es “acoplarse” y “quitar de unas cosas para ponerlo en otras”.

Algo más de suerte tiene la Asociación de Custodia Compartida que preside José Luis Sánchez, con la “concesión de una sala por parte del Ayuntamiento en un Centro Cívico” siendo el propio Ayuntamiento el que “se hace cargo del pago de la factura de la luz”.

Sin embargo, Sánchez asegura que el incremento y la subida de las tasas energéticas “supone una disminución de las partidas que la ONGs tengan para efectuar el objeto esencial de la Asociación” y matiza que “al tener mayores gastos los recursos son menores y eso es una grave dificultad”.

Las ONGs, entidades recordémoslo que ayudan en su amplia mayoría a los colectivos más desfavorecidos, sufren esta crisis y estas subidas en lo que al precio de la energía se refiere. Tras su asfixia, y la denuncia de esta situación, no estaría de más que después de  hacer tanto por los demás, alguien hiciera algo por ellas.

No hay comentarios

Dejar respuesta