Hubo un tiempo que en llamar ‘freak’ a alguien era utilizado de manera casi despectiva. Alguien raro, que se salía de lo común y al que le gustaban las historias manga o los videojuegos de cualquier índole, con especial incidencia en la estrategia. Ahora el término está en desuso y no por falta de inquina de algunos sino por la normalización que ha vivido el mundo de los videojuegos gracias al boom de las videoconsolas de nueva generación y las nuevas generaciones tecnológicas.

Una nueva forma de ocio que ha tenido cabida en la Cúpula del Milenio, desde el pasado viernes y hasta este domingo, con el ‘Gamefest Valladolid’ y por el que han pasado unas 3.000 personas.

Esta novedosa idea heredada de Estados Unidos ha llegado a Valladolid por primera vez gracias al empuje e insistencia de sus dos organizadores, Mariche Domingo y Gerardo Torín. Esta pareja vallisoletana tenía el sueño de compartir un hobbie con una ciudad que no está nada habituada a este tipo de eventos.

Gamefest Valladolid 15“En Valladolid hay mucha gente que juega y quisimos abrir a la ciudad este formato de eSports -o deportes electrónicos- con pantallas gigantes”, explica Domingo a este periódico mientras dos grupos de cuatro chavales cada uno se bate en duelo en el ‘Overwatch’, juego que se ha presentado en este ‘Gamefest Valladolid’.

Y es que, como reconoce Mariche Domingo, tanto en Valladolid como en Castilla y León “vamos con retraso y hace falta más implantación”, a pesar de que en la ciudad del Pisuerga “hay muy buenos ‘gamers’ compitiendo”.

Un seguimiento de estos deportes electrónicos que sí hay en otras ciudades como Barcelona, Madrid, Sevilla o Valencia, y ni que decir tiene en otros países, tanto europeos como americanos. Para comprobar el auge de este tipo de ocio, Mariche Domingo deja un dato muy revelador. “En 2014, la final mundial de League of Legends entregó un millón de euros a su vencedor; en 2015 el premio ha sido de 18 millones”. Y añade que esa final se jugó en un Mercedes Benz Arena de Berlín que estaba absolutamente abarrotado y obligó a 20.000 personas a seguirlo desde el exterior a través de pantallas gigantes.

El ‘Gamefest Valladolid’ también ha tenido su final de League of Legends, que se ha disputado esta tarde de domingo, y que ha entregado 1.000 euros a los vencedores y 400 a los subcampeones. Pero en las pantallas gigantes de la Cúpula del Milenio también ha habido torneos de Fifa 16 y de Hearthstone, además de otro concurso de cosplay para los mejores disfraces de sus personajes preferidos.

Gamefest Valladolid 16Pero también ha habido charlas y conferencias “para concienciar de que jugar no es malo”. Y no se queda ahí la oferta puesta sobre la mesa en el ‘Valladolid Gamefest’, ya que en los laterales del gran escenario había zonas libres de juego para disfrutar de la PlayStation 4, de la Xbox One o de la Wii U.

Un festival de juegos electrónicos que ha congregado a muchos vallisoletanos pero también a jugadores llegados de muchos puntos de la geografía nacional como Madrid, Asturias, León o Soria.

Un primer año de probatura que ha salido bien, a tenor de sus 3.000 visitantes, y que esperemos se pueda volver a repetir el año que viene para seguir dando cabido a todos esos jugadores que disfrutan con un mando entre las manos y los ojos clavados en la pantalla.

No hay comentarios

Dejar respuesta