Muchos de los deportes que hoy conocemos nacieron como respuestas a necesidades de la población en otras épocas. Si bien muchos eran mero entretenimiento, hay otros que constituían parte esencial del día a día de una aldea o poblado. Es el caso del paddle surf, una práctica deportiva en la que los que la ejercen navegan erguidos sobre una tabla de surf, más ancha y larga que las habituales utilizadas para tomar olas con maestría.

Este deporte hunde sus raíces en los pueblos polinesios, más en concreto en Hawái, cuna del surf por excelencia. Los habitantes de las islas utilizaban este método de navegación como transporte por mar entre un punto y otro de sus pueblos. Distancias cortas que permitían disfrutar del paisaje de una manera excepcional.

Más tarde, con el auge del surf, muchos instructores utilizaban este método para no perder de vista a sus alumnos y tener una mejor panorámica de sus movimientos. Esos fueron los inicios, poco antes de 1970, en los que el paddle surf empezó a convertirse en una práctica deportiva.

Paddle Surf Pisuerga Valladolid Northwind 17Un deporte que tiene muchos adeptos en todo el mundo y que hace unos ocho años que ha llegado a España para intentar contagiar esa fiebre a un pueblo acostumbrado al fútbol y a los deportes más mayoritarios. Y, aunque sea difícil de pensar por ser un deporte que se practica sobre todo en aguas abiertas como mares u océanos, llegó a Valladolid en 2015.

El encargado de hacer del Pisuerga un lugar ideal para practicar paddle surf fue el club Northwind, que abrió una sede en Valladolid. Su presidente en Castilla y León, Jesús Fernández, explica a este periódico que en un año han conseguido 18 socios, y subiendo.

“Son los inicios pero llevamos muy buena progresión” reconoce Fernández ante lo raro de instalarse en un río como el Pisuerga. Y es que la Playa de Las Moreras es su base, su centro de operaciones, el lugar donde forman a nuevos entusiastas de este deporte.

Precisamente las aguas tranquilas del Pisuerga han acogido este fin de semana el ‘Valladolid Paddle Surf Festival Tour 2016’ que ha congregado a un centenar de participantes tras un primer año en el que fueron 50 los atrevidos.

Paddle Surf Pisuerga Valladolid Northwind 10No obstante, Fernández señala que el club Northwind, organizador del certamen, no se ciñe solo a esta prueba, sino que realiza diferentes acciones durante todo el verano para sus socios. Cursos, travesías por otros ríos o salidas como al Canal de Castilla son muchas de las actividades que preparan para dar visibilidad a este deporte.

Y es que reconoce que la evolución del paddle surf es “altísima” y que “cada vez crea más adeptos” porque se trata de un deporte que lo puede practicar cualquiera. Desde un profesional hasta una familia que rema por aguas tranquilas y conoce parajes a los que de otra forma no llegaría.

En el marco del ‘Valladolid Paddle Surf Festival Tour 2016’ se han celebrado dos jornadas. La primera fue el sábado con un día de “bautismo” para todos aquellos que quisieran iniciarse el paddle surf y para lo que Northwind puso todo el equipo, material y técnicos para enseñar los inicios.

Y una segunda, que se ha llevado a cabo este domingo, en la que la competición tomaba cuerpo con la Copa de España de SUP Race y Copa SUP Kids. La de Valladolid es la segunda prueba de un circuito de cuatro. Tras llegar de Ribadesella y pasar por Valladolid, los siguientes destinos son Madrid y Galicia, donde se coronará a los campeones de España.

Un deporte que en España no tiene mucho recorrido pero que va haciendo afición y que ha llegado hasta Valladolid para instalarse de la mano de Northwind. Porque en el Pisuerga no habrá olas pero sí un gran espíritu deportivo que recorre toda la ribera.

No hay comentarios

Dejar respuesta