El Real Valladolid sigue en caída libre

El Alavés le ganó (2-1) en el minuto 86 en un partido pobre

Foto: LFP.

El Real Valladolid tendrá que esperar una semana más para reencontrase con la victoria y disipar el miedo que le atormenta cada vez más y le acerca al descenso. En Mendizorroza, la desconfianza atenazó una vez más al equipo blanquivioleta y el Alavés, sin hacer un buen partido, por insistencia, a los puntos, se llevó el partido en el minuto 86, con un remate de cabeza de Llamas.

Antes, en el minuto 68, Manu Barreiro había adelantado al Alavés y dos minutos después, en 70, Roger, tras un error defensivo local forzado por una buena jugada vallisoletana, había empatado.

En la primera parte, el Alavés hizo méritos para marcar. Sin jugar bien, el equipo vasco cercó la el área de Kepa y de la acumulación de llegadas llegaron sus ocasiones de gol, aunque el portero vallisoletano respondió con solvencia ante los disparos de Juli y Toquero, los mejores jugadores locales.

Pero en ataque la producción vallisoletana fue muy escasa. Se limitó a un remate flojo de Tiba, en posición forzada, y un buen remate de cabeza de Juan Villar, que el onubense no pudo precisar. El Pucela apenas pudo salir a la contra. Muy metido atrás y sin tranquilidad para jugar el balón, el Real Valladolid no podía salir de su parcela. Quería, pero no podía.

En la segunda mitad, el Alavés fue a menos y el Real Valladolid atisbaba la posibilidad de arañar un punto a base de igualar la intensidad local y mantener la concenración hasta el final, pero en el minuto 68, Juli, el jugador que decidió el partido, encontró a Manu Barreiro y descerrajó la portería de Kepa.

La reacción vallisoletana llegó a renglón seguido. Fue rápida y productiva. Óscar, que acaba de saltar al campo, encontró a Tiba, el portugués a Mojica y el centro del colombiano que buscaba a Juan Villar, acabó en un mal despeje de la zaga vitoriana para dejar el balón en bandeja a Roger, que fusiló al portero Pacheco.

El Alavés acusó el mazazo y el Real Valladolid ganó  en confianza. Óscar invitó al equipo a tener el balón y, por momentos, el fútbol blanquivioleta se pausó, se ordenó, se tranquilizó, el balón circulaba y hasta fabricó una gran ocasión de gol cuando una apertura de Óscar para Moyano permitió al lateral poner un buen centro a Roger, que cabeceó para obligar a Pacheco a emplearse a fondo para evitar el 1-2 en el minuto 83.

Pero aunque el Real Valladolid había credido, al Alavés le quedaba una bala y cuando mejor estaba el Pucela, Llamas, tras un servicio inmejorable de Juli desde la línea de fondo, hizo diana en el minuto 86.

No hay comentarios

Dejar respuesta