Valladolid recorre el camino de la solidaridad hacia la plena inclusión

La 39 edición de la Marcha Asprona ha congregado a 4.260 andarines vallisoletanos que han recorrido 18 kilómetros para dar las gracias a todas las organizaciones y voluntarios que luchan por mejorar el día a día de las personas con discapacidad.

Pocas citas hay en Valladolid más históricas que la Marcha Asprona. 39 años de manera ininterrumpida son los que lleva  Asprona-Fundación Personas realizando esta actividad deportiva pero sobre todo solidaria que este año ha congregado a 4.300 vallisoletanos dispuestos a recorrer 18 kilómetros para apoyar y reconocer el trabajo de aquellas organizaciones que dedican todas sus fuerzas para mejorar la calidad de vida de las personas con discapacidad y trabajan por lograr la plena inclusión en la sociedad.

Minutos antes de las 9.00 horas, los alrededores del Centro Comercial Vallsur ya se llenaban de caras sonrientes con sus zapatillas deportivas bien abrochadas esperando ansiosas la salida de los 18 kilómetros que la Marcha Asprona les tenía preparados.

Un sol espléndido lucía y hacía más confortable, si cabe, un camino solidario en el que todos se vuelcan para mejorar la atención a las personas con discapacidad, algo que hace Asprona Valladolid los 365 días del año. “Es nuestro leitmotiv”, ha afirmado el presidente de Asprona-Fundación Personas, Manuel Fernández.

Fernández ha tenido palabras de agradecimiento a todos los vallisoletanos que colaboran de manera desinteresada “aunque no participen en la marcha”. Asimismo le ha querido quitar importancia al número de personas que toman parte de la Marcha y se la ha dado a “las personas que colaboran con nosotros de una forma desinteresada aunque no participen en la caminata”.

Este año, como ha explicado Fernández, toda la recaudación va destinada a un proyecto de ayuda a personas gravemente afectadas con discapacidad intelectual mediante la formación de personas que ayuden a mejorar su día a día. “Esperemos que saquemos recursos para poder hacer todos los proyectos que tenemos en mente”, ha afirmado el presidente de Asprona-Fundación Personas.

Más de 400 voluntarios participan en esta Marcha Asprona que tiene varios puntos de avituallamiento a lo largo de todo el recorrido por el pinar, como en años anteriores, pasando por Laguna de Duero junto al centro de día en el que se han invertido los fondos recaudados en las ediciones anteriores de la marcha.

A su llegada, de nuevo en el Centro Comercial Vallsur, han disfrutado de una gran tortilla para 5.000 personas en la que se han empleado más de 600 kilogramos de patatas, 300 litros de huevo líquido -equivale a 5.000 huevos- o 20 kilogramos de cebolla picada.

Un día de celebración y solidaridad que por trigésimo noveno año consecutivo ha hecho de la Marcha Asprona un gran camino de reconocimiento y lucha por la plena inclusión y la mejora de la calidad de vida de las personas con discapacidad.

No hay comentarios

Dejar respuesta