La ‘comfort letter’, en el punto de mira

El Ayuntamiento aprueba iniciar el expediente de revisión de oficio del documento de garantía que firmó León de la Riva

Saravia y Puente en el pleno de hoy.

En enero de 2011 el entonces alcalde de Valladolid, Francisco Javier León de la Riva, firmó una ‘comfort letter’ con la que el Ayuntamiento avalaba la deuda que estaba contrayendo la Sociedad Alta Velocidad dentro de la operación del soterramiento ferroviario. Según ha asegurado ahora un informe de la Intervención municipal, aquella firma se hizo sin cumplir con la tramitación adecuada, sin pasar por la junta de Gobierno local ni por el pleno.

Por eso, el Ayuntamiento ha aprobado hoy con los votos favorables de todos los grupos salvo el rechazo del PP, iniciar el expediente de revisión de oficio de esta carta de conformidad. El concejal de Urbanismo, Manuel Saravia, ha explicado que en el traspaso de poderes entre el anterior equipo de Gobierno y el actual, “ni la concejala del área ni el gerente de Urbanismo me comentaron nada de ningún compromiso como la comfort letter, tampoco dejó nada de información el asesor personal que el alcalde tenía para la operación del soterramiento; nada supimos hasta una reunión en Madrid en octubre con los socios de Alta Velocidad”.

Para Saravia, ese traspaso de poderes “fue coherente con la ausencia absoluta de información durante su mandato, sin embargo ahora están pudiendo consultar toda la información que demandan sobre la operación ferroviaria”.

El portavoz del PSOE, Pedro Herrero, ha cargado con dureza contra la anterior gestión en este campo del PP, “con promesas incumplidas, soterramiento sin pagar; la ciudad se está jugando mucho y muy grave, o cierran filas con el Gobierno municipal en un tema esencial, o están contra él, pero ahora cada palo que aguante su vela”.

Herrero ha cargado contra Alfredo Blanco, “que sabía las condiciones duras del crédito que se suscribía en la Sociedad y también las necesidades de aval que había para que se tramitara esa garantía; ahora sabemos que cuatro meses antes de las elecciones de 2011 el soterramiento estaba muerto, colaron la carta de conformidad y se pusieron a hacer campaña electoral, ocultaron la cruda realidad a los ciudadanos y siguieron prometiendo que la tuneladora comenzaría a trabajar pronto”.

Bermejo en su intervención.
Bermejo en su intervención.

El responsable del grupo popular, José Antonio Martínez Bermejo, ha reconocido que “es posible que la carta tenga efectos de nulidad”, pero ha reclamado que este es “el momento de hablar de las alternativas que hay para el soterramiento, de hacer ese plan de viabilidad para el proyecto ferroviario”, por lo que ha pedido, sin éxito, que se retirara la propuesta, “porque anular hoy esto puede ser una de las claves para acabar con el proyecto del soterramiento en Valladolid”.

Tras la intervención del integrante del PP, el alcalde, Óscar Puente, ha sido duro en su réplica y ha afirmado que “la irresponsabilidad que está cometiendo en este asunto desde que está al frente del grupo popular no la había visto nunca, debería estar interesado en arreglar este entuerto y es el que más palos ha puesto en la rueda”.

Por su parte, la portavoz de Ciudadanos, Pilar Vicente, ha reclamado su derecho “a conocer todos los documentos de la sociedad, que se trabaje para que no vuelva a suceder lo que ha ocurrido hasta ahora”.

La portavoz de Sí se Puede, Charo Chávez, ha argumentado que “el informe de intervención avala que se realice esta revisión de oficio y nos parece bien, porque solo entendemos el ejercicio de la política desde el respeto a la legalidad”.

No hay comentarios

Dejar respuesta