Valladolid se adecúa para favorecer la abundante movilidad motociclista

El Ayuntamiento se ha reunido esta mañana con la Asociación de Motoclubes de Valladolid y la Plataforma de Moteros para la Seguridad Vial y han acordado una serie de medidas para dar acomodo al gran número de motocicletas que tienen presencia en Valladolid.

Reunión entre representantes del Ayuntamiento y de la Asociación de Motoclubes de Valladolid y la Plataforma de Moteros para la Seguridad Vial

En los últimos años Valladolid ha experimentado un aumento notable del número de motocicletas que recorren las calles de la ciudad. Un medio de transporte más accesible, menos contaminante y de gran versatilidad que hace que la ciudad del Pisuerga se tenga que adecuar para dar respuesta a sus necesidades. Por ese motivo, el Ayuntamiento se ha reunido este martes con la Asociación de Motoclubes de Valladolid y la Plataforma de Moteros para la Seguridad Vial, de donde han salido varias medidas.

La más importante surgida de este encuentro, en el que han estado presentes los concejales de Cultura y Turismo, Ana Redondo, y de Movilidad y Seguridad, Luis Vélez, ha sido la de utilizar pintura antideslizante en la señalización horizontal de las carreteras de Valladolid para evitar caídas de motoristas cuando sus ruedas no agarran al pasar por las señales.

Así, Vélez ha explicado que el Ayuntamiento se compromete a hacer un “seguimiento exhaustivo” del estado de esas señales, así como a que dicha pintura pase controles de calidad para asegurar su función. Unos controles en los que serán partícipes los motoclubes.

Además, de dicha reunión ha salido la intención clara de ampliar los estacionamientos para motocicletas, ya que debido a ese incremento de vehículos de dos ruedas, muchos se encuentran siempre llenos. Una ampliación de estacionamiento que se pretende sea estacional, dado que en las estaciones de primavera, verano y otoño es cuando más se utilizan las motos, mientras que en invierno estos estacionamientos se encuentran a mitad de ocupación.

En este sentido, Vélez ha explicado que también pretenden eliminar los “estacionamientos irregulares” en muchas zonas, como Teresa Gil a su llegada a Plaza de España, y sustituirlos por otros debidamente señalizados. Una medida que el concejal de Movilidad ha asegurado que se va a hacer “sin recurrir a sanciones”.

Línea de detención adelantada

Por otro lado, Luis Vélez ha anunciado que se instalará la llamada línea de detención adelantada para que las motocicletas se sitúen en las posiciones adelantadas sin interferencia de los coches. Un proyecto que cuenta con un presupuesto de 80.000 euros y que va unido al del ciclo guía y ciclo rail que se instalará por el centro de Valladolid.

Un recorrido de aproximadamente 1,5 kilómetros que empezará en la calle José Luis Arrese y recorrerá las calles céntricas de la ciudad hasta la Facultad de Medicina. En todo este recorrido es donde se instalará esta medida de detención avanzada.

Por otro lado, tanto Rubén Manteca como Ángel María González, presidentes de la Plataforma de Moteros para la Seguridad Vial y de la Asociación de Motoclubes de Valladolid, respectivamente, han destacado que trabajan para elaborar una lista de puntos negros de la ciudad donde las motos tengan una mayor siniestralidad. Manteca ha destacado el guardarraíl de la calle Recondo, más que por su incidencia para los motoristas por su peligro para los viandantes.

Asimismo se ha acordado la creación de grupo de trabajo sobre seguridad vial que contará con la presencia de diferentes representantes de asociaciones y sectores relacionados con la moto para “compartir una visión global de la ciudad”.

No hay comentarios

Dejar respuesta