El Salvador cierra la liga regular con una alocada victoria

El campeón de Copa afronta el playoff tras vencer al Santboiana por 42-39

Una acción del partido (Foto: JL Useros).

Intenso, rápido y lleno de imprecisiones por ambos bandos. Ese es el mejor resumen que se puede hacer del encuentro vivido esta mañana en los campos de Pepe Rojo, donde se vieron hasta 10 ensayos (5 por cada bando), numerosos fallos de agarre por parte de SilverStorm El Salvador y de la UE Santboiana, y un público verdaderamente enfadado con algunas decisiones del árbitro de la contienda.

Comenzaba de forma absolutamente fulgurante, con una acción en la que Michael Walker-Fitton imponía su enorme poderío físico para abrirse paso hasta la zona de marca del equipo catalán, y posar el oval cerca de los palos. Sam Katz, con la mira telescópica de su bota derecha especialmente bien calibrada hoy, no fallaba con la transformación, y colocaba el 7-0.

Entró el partido a partir de ese momento en una de las pocas fases tranquilas que tuvo, aunque aun así ambas escuadras tuvieron oportunidades para haber llegado hasta la zona de marca. La nota negativa la puso la lesión del capitán Fernando González Altés, que tuvo que retirarse del campo a causa de una fractura en su nariz, que esperamos que sea de la mayor levedad posible.

La tregua la rompía Sam Katz en el minuto 24, pasando un golpe de castigo que daba ventaja a SilverStorm El Salvador con el 10-7. Pero poco duraba la alegría en las filas vallisoletanas, que vieron cómo Afa Tauli conseguía su primer ensayo al entrar como un cuchillo en la zaga colegial, poniendo el 10-14 para Sant Boi en el minuto 28.

Siete más tarde Sam Katz volvía a poner a prueba los palos de Pepe Rojo, que eran testigos de una nueva patada pasada por el excepcional jugador inglés. Pero en el minuto 38 el ala Nico Francisquelo volvía a encontrar un hueco en uno de los flancos de la defensa pucelana, yéndose hasta la zona de marca. Los dos extra de Casey ponían el marcador en 13-21 en ese momento. Al descanso la diferencia sería sólo de un tanto, gracias a un buen ensayo en carrera de Alejandro Sánchez de la Rosa, tras varios pases, arriesgados pero efectivos, de la línea de tres cuartos. 20-21, en un partido que había visto ya 5 ensayos en su primer tiempo.

Y si alguien creía que los equipos iban a calmar el ritmo en la reanudación, estaban muy equivocados. Sólo 2 minutos después de que Atorrasagasti decretara el inicio del segundo capítulo Pau Barbero conseguía llegar hasta la zona de marca, colocando de nuevo a los barceloneses en ventaja, aunque esta vez Casey no acertaba con los palos y el marcador se quedaba en 20-26.

En el minuto 51 los de Sant Boi conseguían amarrar el punto bonus, que se les antojaba como absolutamente vital para poder tener opciones de conquistar la tercera plaza de la Liga, con Afa Tauli repitiendo como anotador. Casey ponía los dos extra con suspense, ya que su patada entró tras rebotar con fuerza en uno de los palos, y la ventaja era ya de 25-33 para su equipo en ese momento.

Sólo habían pasado 4 minutos desde ese último ensayo catalán cuando la delantera de SilverStorm El Salvador impuso su ley, empujando con enorme fuerza y talento, para que el recién ingresado Max Vega, apoyado a la perfección en la primera línea por Marcial Castro, que también acababa de entrar en el campo, anotase 5 puntos más en la cuenta blanquinegra, que con la transformación de Sam Katz serían 7 para situar el partido en 32-33.

En el minuto 60 el colegiado del encuentro mostraba la única tarjeta amarilla del partido a Juan Ramos. El golpe de castigo señalado por ello suponía otros tres puntos para la cuenta de Josh Casey, que serían 6 para la UE Santboiana merced a otro golpe que también pasaba su apertura en el minuto 65, dejando para entonces el electrónico en 32-39.

Sin embargo, el pundonor de SilverStorm El Salvador impedía a los hombres de Juan Carlos Pérez bajar los brazos a pesar de todo, y la delantera seguía empujando como si el partido se tratase de toda una final. La condición de invicto como local no se podía perder, y Max Vega se conjuró para ello, anotando su segundo ensayo prácticamente junto a los palos, dejando que Sam Katz colocase el empate con su afinadísimo pie derecho en el minuto 70.

El que inclinó la balanza fue, sin embargo, Sam Katz. Infalible, como ya hemos dicho, decidió que era el momento de demostrar que los palos, incluso desde posiciones complejas, son su elemento natural, y pasó un impresionante drop, escorado y desde prácticamente 40 metros de distancia, que daba la victoria final a SilverStorm El Salvador, que consigue así 11 triunfos en 11 partidos como local, y una marca de 83 puntos en la tabla que suponen 10 más de los conseguidos en la pasada Liga regular.

No hay comentarios

Dejar respuesta