Begoña Marugán y Joán Vila, coportavoces de Unidad Popular.

Con las nuevas elecciones a la vista, tras el fracaso total en las negociaciones tras el 20 de diciembre, Unidad Popular (UP) piensa en el futuro y da la “bienvenida” a confluir con partidos como Podemos que pretendan “transformar la sociedad y su relación con las instituciones”. Pero desde UP dejan claro “no somos un partido político al uso”, sino que huyen de la “política de fichajes” y se centran en hablar desde el “programa” y el “proyecto político”.

Así lo han reconocido los coportavoces de UP, Joán Vila y Begoña Marugán, en la asamblea organizativa que UP celebra este sábado en el centro cívico José Luis Mosquera de Valladolid. Un encuentro que sirve para mejorar el sistema organizativo de la plataforma política y ciudadana y, a su vez, para realizar un trabajo más cercano y personal, ya que se estructura a través de un Consejo Estatal de Nodos que se reúne cada 15 días a través de Internet.

Uno de los grupos de trabajo de la asamblea organizativa de UP.
Uno de los grupos de trabajo de la asamblea organizativa de UP.

En esa intención de confluencia con más partidos políticos y movimientos sociales, Vila ha destacado que las esperanzas son “variopintas” pero que el origen de UP siempre ha estado claro y enfocado a ser una plataforma amplia donde todo el mundo tiene cabida y donde “se respeta la diversidad”.

Marugán ha reconocido que no existe miedo a que Podemos pueda tapar el trabajo de UP, sino que el temor es que “vuelva a ganar la derecha y que vuelva la política represiva y antisocial que machaca a la clases populares y desfavorecidas”.

Un cambio que ha perseguido Alberto Garzón desde las elecciones con los intentos de esas negociaciones “a cuatro” en las que ha tendido la mano a un “gobierno de izquierdas, progresista y mucho más solidario y social”.

Un tiempo desde las elecciones a esta parte que para Begoña Marugán no ha sido “en balde” ya que UP se ha “fortalecido” y ha aprendido “determinadas lecciones que son importantes”. Para la portavoz de UP, al ser un movimiento “nuevo” que intenta hacer las cosas con “nuevas formas y estilo”, se trata de avanzar y aprender a través del “prueba-error” para seguir conformando ese modelo con objetivos “más feministas, más ecologistas y menos antisociales”.

A ese respecto, Vila ha quitado peso a las declaraciones de Íñigo Errejón, dirigente de Podemos, en las que aseguraba que Garzón no debería ocupar uno de los primeros puestos en la lista a la Presidencia del Gobierno si se diera esa confluencia IU-Podemos. No obstante, ha destacado que IU solo es una parte de Unidad Popular, que está formada por otros partidos más pequeños a los que también da voz e dirigente de IU.

Uno de los grupos de trabajo de la asamblea organizativa de UP.
Uno de los grupos de trabajo de la asamblea organizativa de UP.

Mejorar la organización a través de la asamblea

Joan Vila, portavoz de UP, ha afirmado que esta asamblea organizativa le valdrá a la plataforma de confluencia política y social para dotarse de una “organización básica” que lleve a la estandarización de UP. Pero además de conferir de más “calor humano” que se pierde con el tipo de comunicación vía internet.

“Una estructura horizontal necesita comunicación continua y vernos las caras para fomentar la cohesión”, ha recalcado Vila.

Como ha reconocido Begoña Marugán, Unidad Popular nació “del deseo” de que la ciudadanía “tome las riendas de su propio destino”. La portavoz de UP ha afirmado que la intención es hacer política de otra manera, pero es sabedora de que el proceso “no es de hoy para mañana” ya que lo intentan hacer desde un sistema donde “las reglas de juego están marcadas”.

No hay comentarios

Dejar respuesta