González de Garibay continuará en el Aula para seguir su escalada

La extremo del Aula Cultural de Valladolid ha reconocido que tenía buenas ofertas, tanto nacionales como internacionales, pero considera que en el equipo colegial le darán la atención que merece para seguir con su progreso hasta convertirse en una fija de la selección nacional.

Amaia González de Garibay en el partido contra Prosetecnisa Zuazo de esta temporada.

Todo eran conjeturas en torno al futuro de Amaia González de Garibay, y más cuando se convocó con urgencia una rueda de prensa para esclarecer esos próximos pasos de la estrella del Aula Cultural de Valladolid. Quizá esas sospechas, unidas a la premura, hacían prever que los caminos de club y jugadora se separarían. Pero, por suerte, la extremo del equipo pucelano seguirá un año más en la disciplina del Aula para intentar seguir mejorando sus capacidades y conseguir convertirse en una fija en la selección nacional femenina.

González de Garibay ha reconocido que tenía ofertas, tanto de fuera como de dentro de España, que le brindaban ese salto que ella pedía. No obstante, se ha decantado por un “proyecto muy ilusionante” que el Aula prepara para la próxima temporada 2016-17 con el que se puede “montar algo bonito”.  

Y es que lo que busca la jugadora vallisoletana es dar un salto de calidad personal que le permita seguir con su progresión como uno de los ejes cruciales del Aula Valladolid y a su vez como una fija en la selección española.

Amaia González ha afirmado que las dudas le entraron tras su último viaje con el combinado nacional, a primeros de marzo. Estar rodeado de grandes jugadoras le hizo darse cuenta de que “necesitaba un escalón más, un nivel más de profesionalidad y sentirme más valorada”.

Amaia González de Garibay con la Selección española. Foto: Valentín G. Garibay
Amaia González de Garibay con la Selección española. Foto: Valentín G. Garibay

Algo que sí le ha ofrecido el Aula Valladolid para la próxima temporada. “Es un proyecto con el que creo que voy a mejorar más que en cualquier otro sitio”, ha aseverado, al tiempo que ha reconocido que su “ilusión” se mantiene intacta.

En este tiempo, la jugadora lo ha “pasado mal de verdad” porque no tenía claro su futuro personal y, como todo deportista de élite, lo que buscaba era mejorar individualmente para convertirse en mejor jugadora y aspirar a tocar el techo más alto posible. Un tiempo en el que ha estado pensando en su futuro y no centrada en su juego, como ha reconocido.

A pesar de las mieles que suponen las llamadas de equipos extranjeras que la ofrecían mejorar específicamente en su puesto, González de Garibay se ha decantado por seguir en Valladolid, donde se le ha ofrecido esa evolución personal, además de mejoras en el equipo.

Para Amaia González, como incansable jugadora a la que sobra ambición para seguir avanzando, existía un miedo de “acomodarme y no tener esa exigencia de que haya alguien detrás que me haga mejorar”. Una mejoría que ve posible en Valladolid con el nuevo proyecto.

La talentosa jugadora es sabedora de que “el Aula es mi vida”, el club donde ha pasado toda su carrera y donde ha crecido como jugadora desde que Miguel Ángel Peñas le dijo que juntos podían hacer algo grande.

Un camino de largo recorrido en el que Amaia González de Garibay y el Aula Valladolid seguirán unidos para continuar dando alegrías a los aficionados al balonmano en la capital del Pisuerga.

No hay comentarios

Dejar respuesta