Alcaldes de la Ribera del Duero exponen sus preocupaciones a Carnero

Once regidores de municipios de esta zona se han reunido con el presidente de la Diputación de Valladolid en Pesquera de Duero para tratar temas como la mejora de las comunicaciones o la recuperación del patrimonio.

Jesús Julio Carnero junto con once alcaldes de la Ribera del Duero.

El presidente de la Diputación de Valladolid, Jesús Julio Carnero, y once alcaldes de la zona de la Ribera del Duero en la provincia han abordado este jueves cuestiones como la mejora de la señal de telefonía móvil y Televisión Digital Terrestre (TDT) en la comarca o la recuperación de su patrimonio histórico y cultural.

Carnero ha mantenido una jornada de trabajo en Pesquera de Duero con los alcaldes de la propia Pesquera, José Luis Martínez Lubiano; Bocos de Duero, Luis Mínguez; Corrales de Duero, Adolfo Monedero; Curiel de Duero, Jesús Granado; Peñafiel, Roberto Díez; Piñel de Abajo, Fernando Sanz; Piñel de Arriba, Primiano de la Fuente; Roturas, Lucas Aguado; San Llorente, Ángel Granado; Valbuena de Duero, José Augusto Rodríguez, y Valdearcos de la Vega, Anselmo Aparicio).

Tal como ha señalado Jesús Julio Carnero, con el encuentro de este jueves se inicia una serie reuniones de trabajo que se mantendrán en el territorio con los diferentes alcaldes, agrupados por zonas de influencia.

Se trata, según ha subrayado, de “consolidar el trato directo con los alcaldes, una de las razones de ser de la Institución provincial” y, al mismo tiempo, “profundizar en la asistencia y la cooperación con los municipios”.

En la reunión de este jueves, también se han abordado otras cuestiones como el ciclo integral del agua, además de solicitar información sobre el Plan de Empleo Local promovido por la Junta de Castilla y León.

Retablo de santa teresa

Antes de la reunión, Carnero y el alcalde de Peñafiel, Roberto Díez, han visitado el retablo de Santa Teresa en la iglesia de San Miguel de Reoyo, tras finalizar su restauración que ha supuesto cinco meses de trabajo y una inversión de 25.300 euros, financiados íntegramente la Diputación de Valladolid.

Se trata de un retablo barroco del S. XVIII, de autor desconocido, de madera policromada, de un solo cuerpo, con ático, banco y sagrario. Con tres metros de ancho y 5,5 de altura, consta de 13 lienzos y dos esculturas, presentando antes de la intervención un estado de conservación bueno, aunque presentaba defectos tanto en la arquitectura como en la pintura y las esculturas.

Por ello se han desarrollado tratamientos de carpintería de restauración, en especial de la recuperación de la estabilidad del cuerpo del retablo en su lado de la epístola; tratamiento curativo y preventivo antixilófagos; tratamiento de conservación de las policromías, dorados y capas pictóricas; limpieza de las policromía y eliminación de repintes, y reintegración del color original.

La Diputación de Valladolid recuperó en 2015 el Programa de Restauración de Retablos, destinando a tal fin 217.953 euros que han permitido actuar en un total de siete retablos seleccionados por un Comité Asesor del que formaban parte Joaquín Díaz, Antonio Sánchez del Barrio, Jesús Urrea y José Luis Velasco, además del diputado delegado de Cultura.

De los siete retablos seleccionados, ya se han ejecutado los trabajos en cinco de ellos. Además del retablo de Santa Teresa, de la Iglesia de San Miguel de Reoyo de Peñafiel, ya están ejecutadas las obras en el retablo de San Roque, de la Iglesia de San Juan Evangelista de Cabreros del Monte; el retablo de La Epifanía de la Iglesia de Santa María de Wamba, y dos retablos de los muros laterales de la Iglesia de Santa María de Mojados.

Asimismo, están a punto de finalizar las obras de restauración de los dos retablos pendientes, el Mayor de Santa María de La Magdalena, de la iglesia de Matapozuelos y el retablo de San Antón de la Iglesia de Los Santos Juanes de Nava del Rey.

No hay comentarios

Dejar respuesta