Aplazada la licencia de derribo del San Juan de la Cruz

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Valladolid ha tomado esta decisión para ver si en el plazo de una o dos semanas consigue un acuerdo de permuta de terrenos con la Seguridad Social y con la Junta de Castilla y León.

Colegio San Juan de la Cruz, en el bario de la Rondilla.

El Ayuntamiento de Valladolid ha decidido en la Junta de Gobierno, celebrada este miércoles, aplazar un par de semanas, a lo sumo, la licencia de derribo del Colegio San Juan de la Cruz que está en el barrio de la Rondilla, tras la declaración de ruina económica.

Una decisión que el alcalde de Valladolid, Óscar Puente, ha reconocido que se toma con el objetivo de “intentar buscar una solución negociada” con la Seguridad Social, quien ha tramitado ese derribo para dar un servicio de atención al ciudadano, en principio.

Así lo ha corroborado el concejal de Urbanismo, Manuel Saravia, quien ha reconocido que es el “último esfuerzo” para llegar a un acuerdo de permutas de terrenos con la Junta de Castilla y León y la Seguridad Social, ya que a 50 metros hay una parcela propiedad del ejecutivo regional “sin uso y que podría utilizarse para lo mismo”.

Por lo tanto, lo que se pretende es un “acuerdo a tres bandas” entre Ayuntamiento, Junta y Seguridad Social. “Es difícil decir que no, a no ser que no quieras hacerlo”, ha reconocido Saravia, quien ha dejado entrever dejadez ya que “es más fácil no hacer nada”.

Según el edil de Toma la Palabra, es un planteamiento “razonable” el de mantener el edificio en pie. Asimismo, criticó que existe un “empeño” en derribar el edificio “lo antes posible”, algo que le resulta “difícil de explicar”.

Ruina económica

El hecho diferencial que ha marcado la tramitación de esa licencia de derribo fue la declaración de ruina económica en el Colegio del San Juan de la Cruz. La esencia de este concepto reside en que las obras a realizar en un edificio que no está en buenas condiciones superen el 50% del coste del valor del inmueble.

Algo que para Saravia es “un poco aleatorio” porque depende de cómo valores el edificio y de las obras que creas necesario realizar. “El edificio no se está cayendo pero las obras para dejarlo en buen estado son caras”, ha explicado el concejal de Urbanismo. No obstante, Saravia ha afirmado que las obras que se habían estimado eran más de las necesarias para dejar el inmueble en buen estado.

Y es que esta declaración de ruina económica produjo que se pusiera en marcha esa licencia de derribo, ya que “no se puede demoler un edificio sin un proyecto de obra nueva”. Algo que Saravia ha denunciado que desde la Seguridad Social “no tienen”.

El edil ha afirmado ante los medios de comunicación que ese proyecto por parte de la Seguridad Social “ni existía ni está encargado o contratado”, lo que reafirma su idea de “tirar el edificio cuanto antes para quitárselo de encima”.

Así pues, habrá que esperar unos diez días para ver si esas negociaciones que encabeza el Ayuntamiento llegan a buen puerto para evitar el derribo del Colegio San Juan de la Cruz. De no ser así, esa licencia de derribo se aprobará en posteriores Juntas de Gobierno “guste o no”, como ha afirmado Puente, al ser algo reglado.

No hay comentarios

Dejar respuesta