Recuerdo a Cervantes y homenaje a la narración

El Ayuntamiento de Valladolid visita la Casa Museo del escritor para conmemorar el cuarto centenario de su fallecimiento

Puente durante su intervención.

Miguel de Cervantes está especialmente presente en este 2016. Infinidad de actos y de eventos conmemoran el cuarto centenario del fallecimiento del escritor, más aún en estas fechas antes y después del 23 de abril, Día del Libro precisamente en su recuerdo.

Uno de los más especiales en Valladolid se ha producido este lunes, con la visita de la corporación municipal a la Casa Cervantes para recordar al célebre escritor y homenajear su aportación definitiva al desarrollo de la narración en la literatura española.

cervantes casa valladolid 6“No ha sido un 23 de abril cualquiera, el cuarto centenario ha supuesto un gran momento de conmemoración, pero tengo la sensación de que la ciudad nunca ha aprovechado bien su relación con Cervantes”, ha destacado en su intervención el alcalde, Óscar Puente, que ha recordado “el compromiso del Ayuntamiento con el mundo de las letras y el universo de Cervantes”.

Puente ha comentado que “resulta sobrecogido imaginar a Cervantes en estas calles, también elucubrar con la posibilidad de que Shakespeare estuviera aquí en 1605 y que pudieran llegar a conocerse, cuando el escritor británico vino con una delegación de su país”.

Esta conmemoración “tiene que servirnos para recordar que es compatible la gloria y la humildad y todas las enseñanzas de Cervantes, como aquello que dijo que “no hay libro tan malo que no contenga nada bueno”, porque es algo que podemos aplicar a otras muchas situaciones de la vida”.

“La lectura diferencia al ser humano de las bestias, nos hizo entrar en la Historia con mayúsculas”, ha enfatizado Puente que ha terminado deseando una “larga vida al libro”.

cervantes casa valladolid 2La calle Rastro

La directora del Museo de Escultura, María Bolaños, de quien también depende la dirección de la Casa Cervantes, ha recordado que “en tiempos de Cervantes la novela era tratada como una extravagancia, pero él supo ver su futuro, que era un medio para contar historias”.

“Ahora nos pasamos un porcentaje de tiempo considerable del día a día así, con la narración, contándonos historias, escuchando anécdotas; pero fue aquí, en Valladolid, en el número 14 de la calle Rastro, donde se vio por primera vez esa manera de contar historias tan particular como la que tenía Miguel de Cervantes”, ha añadido Bolaños.

El espacio físico juega un papel importante, “porque fue aquí donde Cervantes escapó de su tiempo para plantarse en el centro del nuestro”, ha concluido María Bolaños.

No hay comentarios

Dejar respuesta