Castilla y León crecerá un 2,6% en 2016, según EspañaDuero

La entidad financiera ha presentado el quinto número de su publicación ‘Previsiones Económicas de Castilla y León’, en el que se reduce ese crecimiento en dos décimas con relación a lo previsto en diciembre del año pasado.

Carlos Ranera, Felisa Becerra y Francisco García presentan un informe anterior de EspañaDuero.

La economía de Castilla y León sigue su recuperación experimentada durante el último año y en 2016 crecerá en torno al 2,6%, según los datos del informe ‘Previsiones Económicas de Castilla y León’ de la entidad financiera EspañaDuero.

Un dato que se ha rebajado dos décimas con respecto a la previsión que ya realizó EspañaDuero en diciembre del año pasado y que supone una disminución del crecimiento de medio punto con respecto a lo experimentado a lo largo de todo el 2015.

Una desaceleración del crecimiento que es debido al freno en algunos indicadores coyunturales de economías avanzadas, a las dudas existentes con las economías emergentes como China o a los problemas financieros derivados de las dudas sobre las políticas monetarias europeas.

En materia de empleo, el informe de EspañaDuero estima que el mercado laboral crecerá en torno al 2%, un dato inferior al previsto en todo el territorio nacional (2,6%). Un aumento que se experimentará en todos los sectores pero que será más notorio en la industria y la construcción. No obstante, todo el peso de la creación de empleo la seguirá soportando el sector servicios, con un 70% del total de ocupados de Castilla y León.

Esto se une al descenso previsto de la población activa (-0,4%) y originará una caída del 11,4% del número de parados, hasta alcanzar una tasa de paro del 16,2%.

El PIB regional aumentó un 3,1% en 2015

Otro de los datos que se extraen de la publicación presentada por Carlos Ranera, director general de la banca comercial de Ceiss; Francisco García, consejero delegado de Analistas Económicos de Andalucía; y Felisa Becerra, miembro del equipo de Analistas Económicos y coordinadora del informe, es que el Productor Interior Bruto (PIB) de Castilla y León creció un 3,1% en todo 2015.

Un dato que contrasta con el crecimiento de 2014, que fue de 1,4%. En concreto, en el último trimestre de 2015 el PIB aumentó interanualmente un 3,5%. Además, el empleo intensificó su ritmo de crecimiento en este trimestre hasta el 3,8% de aumento con respecto al mismo periodo del año pasado.

Un crecimiento que se debió, sobre todo, a la aceleración de la demanda interna, que aportó una evolución de tres puntos porcentuales. Una situación consecuencia del mayor crecimiento del gasto en consumo (un 3,7% interanual) y de la formación bruta de capital.

Asimismo, la demanda exterior también ha aportado un crecimiento del 0,5% al PIB en ese último trimestre de 2015, en comparación con el descenso del 0,5% en España.

En cuanto al mercado de trabajo, la población en edad de trabajar ha disminuido en unas 8.000 personas. El número de ocupados también ha menguado 15.300 personas, hasta situarse en 943.900, aunque en términos interanuales ha aumentado un 2,5% en Castilla y León.

Además, el número de ocupados a tiempo parcial ha disminuido un 1,5% mientras que el empleo a tiempo completo ha aumentado un 3,3%.

No hay comentarios

Dejar respuesta