Los escolares aprenden a reciclar el corcho blanco

El Ayuntamiento organiza un taller en el Campo Grande para concienciar sobre la importancia de reciclar el poliestireno expandido

El acceso a la biblioteca se puede hacer desde la acera de Recoletos.

El paseo del Campo Grande junto a la Plaza Zorrilla acoge en la mañana de este domingo un taller para niños y niñas, organizado por el Ayuntamiento con el proyecto Life Colreceps, para que los escolares conozcan las dificultades de reciclar el poliestireno expandido (EPS), comúnmente conocido como corcho blanco, y proponer usos de reutilización.

La finalidad de esta actividad es tratar de concienciar a los más pequeños sobre la importancia de reciclar y mostrar la nueva vida que pueden tener los residuos. Los técnicos informarán sobre cómo se puede recuperar y reciclar cualquier material. Para que los más pequeños entiendan qué significa darle un nuevo uso a algo ya desechado, los participantes crearán un mural con piezas de EPS recicladas.

El proyecto

El poliestireno es uno de los plásticos más usados para embalajes en todo tipo de productos, pero no es biodegradable y, debido a su baja densidad, ocupa mucho espacio. Por ello, el proyecto COLRECEPS trabaja para dar solución al problema ambiental que supone la acumulación de gran cantidad de este residuo en los vertederos. Hasta ahora, el proceso para recuperar el EPS era mecánico, pero el equipo del proyecto ha propuesto emplear métodos químicos para reciclar más cantidad de material.

Para utilizar estas nuevas técnicas de reciclado, se está poniendo en marcha una planta de demostración para reciclar el EPS y obtener perlas de poliestireno. Con este material se fabricarán nuevos productos de EPS reciclado. Mediante estos procesos, se cerrará el ciclo de vida del poliestireno expandido, consiguiendo dar un gran valor añadido a estos residuos.

El consorcio del proyecto, coordinado por el Centro Tecnológico CARTIF, lo forman Grupo Día, Turqueplast y Quercus IDI.

No hay comentarios

Dejar respuesta