El VRAC devuelve al Salvador la victoria de la Copa

El líder de la liga demostró su gran momento en la competición nacional al vencer con claridad por 20-5 ante el flamante campeón de la Copa del Rey

Una acción de la final de Copa.

El VRAC Quesos Entrepinares ha logrado la revancha ante El Salvador, después de la derrota que sufrieron en el histórico partido disputado en el estadio José Zorrilla ante 25.000 espectadores en la final de Copa. Las cosas en la liga funcionan al ritmo del VRAC que ha demostrado hoy en Pepe Rojo su gran momento en la competición nacional, con una clara victoria por 20 a 5 ante El Salvador, que no ha conseguido vencer dos veces en una semana a los queseros.

El encuentro comenzaba de forma fulgurante a favor de los azulones, que llegaban por primera vez a la zona de marca antes de que se cumpliese el primer minuto de juego, con una internada de Jerome Pretorius por el flanco derecho de la defensa blanquinegra, aunque hoy vestida con una novedosa camiseta roja. Griffiths no acertaba con la transformación, con lo que el resultado se quedaba en 5-0 tras la acción inicial.

Como es habitual en los derbis de Valladolid, la calidad del rugby visto en este encuentro no fue ni mucho menos la mejor. Tensión y emoción a raudales, pero rugby conservador, sin querer arriesgar nada en absoluto por parte de ninguna de las escuadras, si bien era SilverStorm El Salvador quien, al verse por debajo en el marcador, quería y necesitaba reaccionar.

Una reacción que los de Juan Carlos Pérez buscaban con las patadas de Sam Katz hacia los huecos de la zaga del VRAC, así como con las carreras por el ala de Alejandro Sánchez de la Rosa, pero no consiguieron llegar los puntos en unos largos minutos, a pesar de la insistencia, en los que las defensas de ambos conjuntos se presentaban como superiores a los ataques.

En el minuto 25 Matt Foulds se iba al sin bin por una decisión de Alhambra Nievas en una melé. Sería precisamente esta inferioridad la que espoleó a los blanquinegros, que apenas 3 minutos más tarde llegaban, tras una buena jugada a la mano, a la zona de marca de los hoy locales, con Tom Pearce como protagonista. Sam Katz marró los dos puntos extra, y así se llegaría al descanso (5-5).

En el segundo tiempo, más de lo mismo: lucha, brega, tensión y emoción, pero escasez en nivel rugbístico por parte de los dos equipos. Se iban incorporando algunos de los hombres que disputaron la final de Copa en los XV titulares, pero su efecto era más bien escaso. Se puso por delante en el minuto 57 el VRAC gracias a un ensayo de Gavidi, si bien los de Merino se tuvieron que emplear a fondo ante una dura defensa colegial. Griffiths sí acertó con la patada, colocando el 12-5 en el marcador.

Apenas un par de minutos después llegaba una buena ocasión para los colegiales, que consiguieron armar un gran ataque de juego a la mano, con fases múltiples en las que acabaron encontrando el flanco derecho del ataque, donde avanzó Fernando González Altés hasta apenas dos metros de la línea de marca. Pero el pase del capitán de SilverStorm El Salvador hacia Johny Carter no consiguió su objetivo, y la posibilidad de ensayo se esfumaba por escasos centímetros.

A partir de ahí, los jugadores del VRAC se sintieron más cómodos en el campo que los de SilverStorm El Salvador, sobre todo cuando el segundo acierto de Griffiths, esta vez en forma de golpe de castigo, les ponía con 10 tantos de ventaja (15-5) en el minuto 78. El partido estaba ya decantado para el lado azulón, y más aún cuando, tras una nueva pérdida de balón en ataque de SilverStorm El Salvador el tercera línea Álvaro Abril conseguía irse en solitario hasta la línea de ensayo, para colocar el definitivo 20-5 en el marcador.

Como nota especialmente positiva del encuentro cabe destacar que el ‘efecto Copa’ parece haber calado en Valladolid, con un magnífico aspecto de las gradas de Pepe Rojo, que presentaron una entrada cercana al lleno en los laterales, e incluso con público situado en el fondo del marcador.

La derrota, que no supone apenas nada en cuanto a efectos prácticos en la tabla clasificatoria, es la 4ª de SilverStorm El Salvador, todas ellas como visitante (cayó antes en Alcobendas, Sant Boi y Santander), que espera ya la llegada la próxima semana de la UE Santboiana para cerrar la fase regular de esta División de Honor y preparar el playoff que podría llevar a los de Juan Carlos Pérez a la conquista de su 8º título de Liga.

No hay comentarios

Dejar respuesta