Valladolid aspira a reunir a los mejores vinos del mundo

La ciudad presentará su candidatura para acoger en 2017 el prestigioso ‘Concurso Mundial de Bruselas’

Valladolid es una ciudad y una provincia de vinos, un rasgo que identifica buena parte del sector económico productivo y de elaboración y que desde hace años significa también un aliciente turístico. El prestigio enoturístico que ha ido adquiriendo va a llevar a la ciudad a presentar su candidatura para acogerá en 2017 el prestigioso ‘Concurso Mundial de Bruselas’.

Por eso, la concejala de Cultura y Turismo, Ana Redondo, encabezará la delegación vallisoletana que tiene previsto desplazarse la próxima semana, hasta la ciudad búlgara de Plovdiv, para presentar dicha candidatura. Se trata de una competición en la que más de trescientos catadores experimentados procedentes del mundo entero –entorno a cincuenta nacionalidades-, se reúnen con el objetivo de evaluar la calidad de más de 9.000 vinos llegados de todos los rincones del planeta.

El próximo 1 de mayo se sabrá si Valladolid ha sido elegida como ciudad anfitriona del “Concours Mondial de Bruxelles” en 2017, lo que la convertiría en el gran escaparate internacional del vino, con una amplia presencia de personalidades y medios de comunicación que asegurarían una gran promoción exterior de sus cinco Denominaciones de Origen vitivinícolas y de sus bodegas.

El jurado, rigurosamente seleccionado y formado por periodistas especializados, enólogos, compradores internacionales, investigadores y representantes de instituciones profesionales tiene, cada edición, la responsabilidad de otorgar las medallas –marchamo de prestigio para la marca y de calidad para el consumidor-, a las mejores muestras presentadas a competición.

Un Concurso al que España aportó, el año pasado, casi 1.600 referencias siendo, detrás de Francia, el país con más muestras presentadas a competición, de las cuales, alrededor de 300 procedían de Castilla y León.

Apuntes de historia

Para hallar la génesis del reconocido “Concours Mondial de Bruxelles”, creado por Louis Havaux, hay que retrotraerse al año 1994, fecha en la que, en sólo dos meses, se consiguió reunir en Brujas (Bélgica) casi 900 muestras de vinos procedentes de veintinueve países. El éxito del Concurso ha crecido, edición tras edición, gracias al rigor y la experiencia de sus catadores y la profesionalidad y el control a posteriori de las muestras premiadas.

Desde 2006, el Concurso ha reafirmado su carácter internacional haciéndose itinerante: Lisboa, Maastrich, Burdeos, Valencia, Palermo, Luxemburgo, Guimarães, Bratislava; y, en 2016, Plovdiv, capital europea de la cultura en 2019 y capital de una región de grandes viñedos, a donde acudirá la delegación vallisoletana.

No hay comentarios

Dejar respuesta