Lauki y Dulciora llevarán sus protestas hasta Bruselas

Representantes de los comités de empresa de ambas fábricas vallisoletanas viajarán en mayo hasta el Parlamento Europeo para dar un paso más en la visualización del problema de la deslocalización de empresas.

Reunión de trabajadores de Lauki y Dulciora con representantes del PSOE de Castilla y León.

Un paso más en los actos reivindicativos, eso es lo que buscan los trabajadores de Lauki y Dulciora en Valladolid con su intención de viajar hasta Bruselas, donde se encuentra el Parlamento Europeo, para dar a conocer el problema de la deslocalización de empresas, que en este caso afecta a unos 800 empleos directos e indirectos.

Este es el anuncio que ha salido de la reunión que han mantenido los comités de empresa de ambas fábricas en Valladolid con representantes del PSOE de Castilla y León, con su secretario general, Luis Tudanca, y la presidenta del grupo de los socialistas españoles en Europa, Iratxe García, a la cabeza.

Una visita a las altas esferas de la política europea que se producirá en el mes de mayo y que también pretende buscar una unidad con todos los eurodiputados españoles, ya que “dar una imagen de unión es fundamental”, como ha afirmado García.

Un apoyo que está brindando la sociedad y la política castellanoleonesa y que ahora busca su eco en Europa, por lo que también se reunirán con los eurodiputados franceses para conozcan la situación de Lauki en Valladolid, dado que la multinacional Lactalis tiene su sede Francia. Además, también buscarán un encuentro con el Consejo Económico y Social de la Unión Europea.

Todo con la intención clara de conseguir que ambas fábricas se queden en Valladolid, toda vez que sus resultados de producción y económicos son positivos para Lactalis y Mondelez. En ese sentido, Tudanca ha querido mandar un mensaje a ambas empresas de que “la sociedad no va a permitir” que empresas con buenos números se vayan de Castilla y León.

Y es que para el líder socialista en Castilla y León, lo que pasa en la región “va más allá” de estas dos empresas y provoca una situación de “extrema gravedad” que deja “noticias dramáticas” día tras día. Algo que entronca en esencia con el problema de la despoblación, un problema que solo se combate con la “generación de oportunidades de trabajo” y con “buenos servicios públicos”.

Visualización internacional

El presidente del comité de empresa de Lauki, José Manuel González, ha destacado que esto es un paso más para salir de Castilla y León, donde han sentido “toda la fuerza del mundo”, y hacer visible en Europa este problema de la deslocalización. Un viaje a Bruselas en el que defenderán que Lactalis, en este caso, elude la responsabilidad social adquirida con Valladolid y sus trabajadores.

“Quieren dejar esto como un solar”, ha destacado al tiempo que entiende que una empresa no solo tiene que llegar a un territorio para ganar dinero sino para generar esa responsabilidad con el territorio y sus trabajadores.

Por su parte, Francisco Pasalodos, secretario del comité de empresa de Dulciora, ha tenido palabras para el presidente de Grupo Norte, José Rolando Álvarez, quien dijo entender las decisiones de Lactalis y Mondelez.

“Son productos gestados y paridos en nuestra tierra. Hemos contribuido a la fijación de población, a unos empleos dignos y a una responsabilidad social corporativa” conseguida por parte de los trabajadores. Por eso dijo que Rolando Álvarez habla “sin conocimiento”, ya que nada tiene que ver con un problema “melancólico” y sí “social”.

No hay comentarios

Dejar respuesta