La continuidad de Lauki como único objetivo de los trabajadores

Irán a Bruselas para hacer extensivas sus reivindicaciones contra Lactalis.

El Comité de Empresa ha reiterado a Lactalis que sólo hablará de las posibilidades de continuidad de la fábrica vallisoletana de Lauki y ha rechazado establecer calendario alguno para negociar las causas del cierre y las alternativas para la plantilla.

Así lo ha explicado en declaraciones a Europa Press el presidente del Comité de Empresa, José Manuel González, quien ha asegurado que la empresa sólo quiere hablar de lo suyo.

Sin embargo, ha incidido en que ahora cuentan con el mayor respaldo que van a tener en cualquier momento, algo que quieren aprovechar. “Tenemos a todo el mundo de nuestro lado, incluso a la patronal”, ha señalado González, quien ha reiterado que mientras la empresa sólo quiere hablar del tema social los trabajadores quieren hacerlo de que “esto continúe”.

Además, ha recordado que acudirán a Bruselas el próximo mes de mayo para lograr una mayor visibilidad del problema que tienen, tal y como se ha anunciado este jueves tras una reunión con el PSOE de Castilla y León.

Responsabilidad social

El presidente del Comité ha incidido en que la responsabilidad “social” se “aparta”, “no vale nada” y parece mejor ganar “uno y medio” más y dejar esto “como un solar”, con los ganaderos con la leche en el campo, 85 familias que tienen que rehacer su vida y sin trabajo a los proveedores. “La responsabilidad hay que hacérsela pagar, no todo es ganar dinero”, ha aseverado.

Así, han rechazado la propuesta de la empresa de establecer un calendario durante unos 15 días con un par de reuniones a la semana y tampoco quieren hablar después de las causas del cierre, algo que considera que “no hace falta” porque ya las saben, y de alternativas, cuando sólo contemplan la continuidad de la fábrica. Ambas partes se han citado para el próximo 28 de abril para mantener un nuevo encuentro.

González ha explicado también que a la parte española de Lactalis dice que no le ha llegado el contrainforme de la situación de la fábrica, que a Francia sí ha llegado porque se envió mediante correo certificado.

José Manuel González ha asegurado que el documento está “muy bien argumentado” y no dan opción a hablar de que la fábrica no es viable e incluso consideran que sin hacer inversión alguna se podría situar como “número uno” de todas las españolas, con una producción que haría que el litro saliera más barato que en el resto, dado que actualmente trabajan en torno al 55 por ciento de su capacidad.

No hay comentarios

Dejar respuesta