Un sueño hecho realidad

Por fin, la ciudad devolvió al VRAC y El Salvador todo lo que habían hecho a lo largo de su historia, dentro del deporte vallisoletano

Apenas dos días después de aquel mágico e histórico ya 17 de abril del 2016, bautizado por muchos como el “Día de la Final de Zorrilla”, se puede hacer un balance fidedigno, claro y rotundo de lo que fue y supuso ese día de leyenda ya para la capital del Pisuerga.

Supuso, lo primero de todo, un divertimento supino. ¿Qué es el deporte? Muchas veces se nos olvida pero al final es disfrutar haciendo ejercicio, en este caso grupal, en equipo, en busca de una victoria que dignifique en mayor medida y que diferencie a fin y al cabo a vencedor y vencido.

ambiente el salvador - vrac final rugby 28El domingo miles de personas, no solo las casi 26.000 entre aficionados, personalidades, periodistas, voluntarios, etc. que estuvieron en Zorrilla, se divirtieron y disfrutaron de una final que, si bien no fue de quilates y acabó mostrando con cruda realidad lo que son estos derbis, estuvo dotada de emoción hasta el final.

Supuso además que Valladolid se uniera en torno a un acontecimiento del que muchos dudaban en un primer momento pero del que el alcalde Óscar Puente acompañado del concejal de deportes Alberto Bustos, de los dos equipos (con sus presidentes a la cabeza), de las personalidades y de muchos que se me quedarán en el tintero, han sacado el mayor partido. Sin olvidarnos del Real Valladolid y los voluntarios, sin sus facilidades nada hubiera sido posible.

Supuso además que la ciudad apareciera en prensa nacional e internacional, como ejemplo de civismo (el asunto de las butacas sin numerar se convirtió en una mera anécdota), volcada con el deporte y valiente a la hora de afrontar retos difíciles como era este, y solventarlos con matrícula de honor.

el salvador - vrac final rugby 20

Y supuso, por último, pero no menos importante, el reconocimiento a un deporte, el rugby, y a dos equipos, el VRAC y El Salvador, que, a la sombra, tanto han hecho por el deporte vallisoletano.

El domingo, ni fútbol, ni baloncesto, balonmano… el domingo 17 de abril de 2016 ha pasado ya a la historia como el día en el que un sueño se hizo realidad, el de que el rugby nacional y vallisoletano alcanzara el Olimpo gracias a un evento que ha pasado ya a la posteridad y a los anales de la historia deportiva.

el salvador - vrac final rugby 23

No hay comentarios

Dejar respuesta