Industria y automóvil, sustento del barrio obrero de Las Delicias

Los alumnos del IES Delicias están llevando a cabo una serie de exposiciones en su centro en el que se destaca la importancia de importancia de la Industria y el automóvil en uno de los barrios más conocidos de la capital del Pisuerga

A comienzos del siglo XX nace en la capital del Pisuerga el barrio de Las Delicias, primera zona ubicada en el cinturón exterior de las vías del tren y un territorio que poco a poco fue creciendo alimentándose del éxodo rural de la época hasta convertirse en uno de los lugares de mayor importancia para Valladolid.

Hablar de Las Delicias en Valladolid es acordarse del ex futbolista Benjamín Zarandona, de periodistas como Manu Carreño pero también, y sobre todo, de Industria y automóvil. Estos dos aspectos han querido ser ensalzados por los alumnos del IES Delicias que con dos exposiciones explican la importancia de estos dos aspectos para los vecinos de la zona.

IES Delicias, automovil, industria
El IES Delicias pone en relieve la importancia de la industria y del automóvil en el barrio.

“El curso pasado empezamos a trabajar en la idea de presentar un proyecto de innovación y buscamos el motivo de la automoción en Valladolid porque nos pareció que para el barrio tenía mucha importancia ya que el desarrollo de Las Delicias se debe fundamentalmente a dos motivos: el ferrocarril y el automóvil”, apunta Rosa María Diez Peña, directora del IES Delicias.

Este centro está desarrollando un proyecto de innovación educativa que ha sido aprobado por la Consejería de Educación y que lleva por nombre: “Delicias sobre ruedas. La automoción en Valladolid”.

“Son varios los departamentos que están involucrados en el proyecto, que están trabajando a diferentes niveles, en Secundaria y Bachillerato para que el alumno entienda que el conocimiento es algo global, que en un proyecto puede haber geografía, lengua, matemáticas, historia…”, asegura la directora.

IES Delicias, automovil, industria
El IES Delicias pone en relieve la importancia de la industria y del automóvil en el barrio.

La primera exposición (de la que se adjuntan fotos y vídeos), consta de cuatro partes. En la primera se pueden apreciar dibujos de aguatinta de los alumnos de 2º de Bachillerato de Artes, que acaban siendo auténticas joyas. En la segunda, un concurso de fotografías en el que debía de aparecer un automóvil clásico con varios acompañantes en cada instantánea. Una tercera en la que el vídeo y las matemáticas eran las protagonistas y una cuarta con lámparas que rotaban simulando el movimiento de un vehículo.

“La idea de las lámparas nace de un profesor del IES Delicias, Carlos Sanz que estuvo becado por el ayuntamiento de Valladolid en verano en Holanda donde conoció a un artista húngaro, Bartis Elemer, que desarrollaba diferentes trabajos gráficos en torno a la automoción e hizo unas lámparas que sirvieron de inspiración a los alumnos. Bartis ha estado aquí y dio una clase magistral a los alumnos de bachillerato el 18 de marzo”, asegura Rosa María Diez.

La segunda exposición es, según la máxima responsable del centro, menos vistosa pero seguro que como la primera logra poner de relieve esa industria automovilística tan importante para Las Delicias, y lo hará desde el punto de vista de los estudiantes en un proyecto único, digno de ser alabado.

No hay comentarios

Dejar respuesta