El PP defiende que reinvirtió el 100% del canon del agua

El Grupo Municipal Popular cree que lo mejor para la gestión del agua es volver a apostar por una concesión para realizar con suficiencia este servicio público.

Martínez Bermejo y Enríquez.

El Grupo Municipal Popular ha defendido hoy su gestión, cuando estuvo al frente del Ayuntamiento de Valladolid, sobre el canon ingresado procedente de la empresa Aguas de Valladolid para la realización de obras de mantenimiento y mejora del ciclo del agua en la ciudad.

Así lo ha asegurado su portavoz, Jesús Enríquez, al afirmar que las cifras que presentaron tanto el alcalde, Óscar Puente, como la concejala de Medio Ambiente y Sostenibilidad, María Sánchez, son “parciales” y no muestran todas las acciones que se acometieron en el ciclo del agua.

“No hay peor mentira que una verdad a medias”, ha aseverado el portavoz ‘popular’ al señalar que en esos datos presentados por el equipo de gobierno solo se calcularon las renovaciones en redes obsoletas o deficientes y se olvidaron de introducir “importantísimas obras” realizadas en el ciclo del agua.

Así, afirman que desde 1997 hasta el 2014 se realizaron inversiones de conservación por poco más de 29 millones de euros, a las que habría que sumar las de 2015 hasta que finalice la concesión en 2017.

Además, el Grupo Municipal Popular defiende que hay que sumar “obras singulares” realizadas al margen del contrato de conservación pero también relacionadas con el ciclo del agua y su mejora. Inversiones que tendrían un valor de casi 72,5 millones de euros.

De estas, la más importante sería la conexión de las dos potabilizadoras mediante el Anillo Mil, por valor de 29 millones de euros. Además, la modernización de las plantas potabilizadoras de San Isidro y Las Eras, por valor de 14,5 y 7,4 millones de euros, respectivamente.

Nueva concesión del agua

Por otro lado, el presidente del Grupo Municipal Popular, José Antonio Martínez Bermejo, ha sido el encargado de defender la postura de una nueva concesión para la gestión del agua, en contra de la municipalización que se defiende desde el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Valladolid.

Lo ha hecho mediante la defensa de la decisión que se tomó en su día, bajo el mandato del PP, de externalizar este servicio. Así, ha afirmado que el agua de Valladolid es “de más calidad que hace veinte años”, tanto que “hasta se embotella”.

A ese factor ha añadido que los habitantes de Valladolid disfrutan del “agua más barata” según el informe de FACUA sobre el precio y la calidad del agua en 28 ciudades españolas. Además de que este servicio de concesión nunca ha supuesto “corte” del suministro a ningún particular. Más allá de los cortes hechos a empresas o particulares que no pagaban sus recibos de manera reiterada.

Asimismo, ha defendido que antes el caudal de agua que llegaba a las casas era solo del 50%, pero que a raíz de esa concesión y de las mejoras introducidas se ronda el 80% y se sigue optimizando gracias a la “tecnología puntera adquirida” para el control de fugas o el control del sistema del caudal.

Por ello, Martínez Bermejo ha expresado sus dudas sobre el nuevo sistema de aguas por medio del propio Ayuntamiento. “Creemos que quizá está abriendo un melón que es complicado porque esa gestión pública podría acabar con agua de peor calidad y que sea más cara para los ciudadanos”, ha afirmado.

No hay comentarios

Dejar respuesta