La imprecisión ofensiva condena al Valladolid en un nuevo fiasco

El equipo dirigido por Miguel Ángel Portugal pierde 1-2 ante el Real Zaragoza en un partido en el que controló la posesión pero fue incapaz de aprovechar sus ocasiones

real valladolid - zaragoza futbol
Manu del Moral se dispone a marcar el único gol del Valladolid en el partido.

Nuevo fiasco del Real Valladolid como local. Los de Portugal no logran salir de la mala racha en la que llevan instalados el último mes y vuelven a perder un partido en Zorrilla, ante un Zaragoza que apenas generó peligro pero exhibió una gran eficacia para aprovechar dos ocasiones y superar a un paupérrimo Pucela en la faceta ofensiva.

En el minuto 7 el partido ya se puso cuesta arriba para el Valladolid, con un mal repliegue defensivo que facilitó un cómodo centro desde la izquierda para que en el segundo palo rematara con comodidad Lanza y batiera por bajo a Kepa.

Las caras de los jugadores del Pucela escenificaban a la perfección la desazón de un equipo que volvía a ver complicado un partido en casa. El público se impacientaba y comenzaban a escucharse pitos en Zorrilla.

Imprecisiones permanentes y muchas dificultades para terminar las jugadas con remates a puerta lastraron el ataque del Valladolid, que no lograba desquitarse de la falta de gol que arrastra en los últimos partidos.

La ocasión más clara la disfrutó Juan Villar en el minuto 30, cuando su remate se fue ajustado a la escuadra inquietando por primera vez de manera notable la portería de Manu Herrera.

real valladolid - zaragoza futbol 26La fortuna sonrió al fin a los locales en el minuto 41, cuando una falta centrada por Mojica la despejó Herrera, Juan Villar recuperó el control del balón y volvió a centrar para que esta vez sí, Manu del Moral lograra marcar el empate con un claro remate de cabeza sobre la línea. El descanso no contentaba al público de Zorrilla pero, al menos, aliviaba el mal inicio del partido.

El Valladolid cambió de cara totalmente en la segunda mitad, con una salida mucho más intensa, con permanentes llegadas al área y generando peligro para la portería defendida por Manu Herrera.

La ocasión más clara volvió a salir de las botas de Manu del Moral, en el minuto 60, con una jugada individual en la que se coló en el área y la puso al segundo palo con una elevación que no estaba claro si la intención era superar en el palo largo a Herrera o habilitar el remate de Roger, que estuvo a punto de alcanzar el esférico en un intento acrobático.

No era el día del Real Valladolid y la crueldad del deporte volvió a salir a relucir, ya que en la jugada siguiente el Zaragoza fue el que logró adelantarse, en un partido en el que el conjunto aragonés apenas estaba haciendo esfuerzos ofensivos. En una jugada caótica dentro del área, Pedro aprovechó un mal remate previo de un compañero para batir a Kepa con un flojo remate según se caía, que el joven portero del Valladolid no logró atajar en un primer momento y el balón entró suavemente en la portería, ante la impotencia del cancerbero que trató de salvar sobre la línea el segundo tanto del Zaragoza.

real valladolid - zaragoza futbol 22El Valladolid lo siguió intentando, en una segunda parte en la que el juego transcurrió casi íntegramente en el campo visitante. En el minuto 65 Villar tuvo una ocasión clarísima, al rematar sólo en el segundo palo, pero su disparo se fue fuera, a la derecha de la portería de Herrera.

En el minuto 76 Pedro fue expulsado por doble amarilla, dejando al Zaragoza con un jugador menos. Portugal trató de impulsar aún más al equipo hacia arriba, con la entrada de Rodri en sustitución de Juanpe, quedando como único central Samuel, que ya había sustituido a Silva que había visto una tarjeta amarilla.

El Zaragoza logró dormir el partido mientras el Valladolid intentaba sin éxito lograr el empate. Guzmán fue el último cambio de Portugal, que sentó a Villar en busca de una mayor profundidad por la banda derecha. El propio Guzmán dispuso de la última ocasión clara del partido, al recibir un pase en profundidad de Roger y disparar desde la frontal directamente a las manos de Herrera.

No hay comentarios

Dejar respuesta