La Diputación se une en apoyo a los trabajadores en riesgo

Ante el cierre de las fábricas de Lauki, Tragsa, Dulciora, Printolid y de algunas sucursales de Banco Esspaña-Duero y el Banco Santander.

La Diputación de Valladolid ha manifestado su apoyo total, con el respaldo de los cinco grupos provinciales -PP, PSOE, Toma la Palabra, Ciudadanos y Sí se Puede-, a los trabajadores de las fábricas de Lauki, Tragsa, Dulciora, Printolid y de algunas sucursales de Banco Esspaña-Duero y el Banco Santander.

En una declaración conjunta, leída por el presidente de la institución provincial, Jesús Julio Carnero, se ha defendido que es “absolutamente necesario” que se mantengan las plantas porque sería nefasto para el tejido empresarial de la provincia, ya que afecta a cientos de puestos indirectos.

Empleos en peligro que se cifran en 181 trabajadores de Tragsa, 185 fijos y 47 temporales de Dulciora, 35 trabajadores de la imprenta Printolid, los 1.200 despidos anunciados por España-Duero o los afectados por los cierres de sucursales del Banco Santander.

Además de manifestar ese apoyo unánime, la Diputación insta a las empresas a que mantengan su actividad y los puestos de trabajo en todas las plantas y sucursales de la provincia. Asimismo, instan a la Junta de Castilla y León y al Gobierno de España a “tomar cuantas medidas sean necesarias” para evitar el cierre de estas empresas  o evitar sus consecuencias.

Por último, solicitan a todas las administraciones que hayan concedido ayudas públicas a dichas empresas para garantizar su viabilidad a que inicien trámites jurídicos para que les devuelvan las mismas.

Un apoyo que se ha manifestado también en una foto conjunta con muchos trabajadores de Dulciora y de Tragsa, que han asistido al pleno ordinario de la Diputación de Valladolid. Unos trabajadores de Dulciora que han repartido muchos de los productos que se fabrican en Valladolid, para poder ver de primera mano lo que va a perder la ciudad y la provincia.

No hay comentarios

Dejar respuesta