CECALE, sindicatos y OPAS exigen reconsiderar el cierre de Lauki

CECALE, CCOO, UGT, Asaja, UCCL y UPA-COAG han firmado un manifiesto en defensa de los trabajadores de la planta vallisoletana y de los ganaderos afectados por el cierre anunciado por Lactalis.

Todos los firmantes del manifiesto.

No cesan los apoyos desde todos los puntos a los trabajadores de Lauki tras el cierre de la planta de Valladolid que Lactalis ha anunciado para final del mes de junio. Este miércoles, la Confederación de Organizaciones Empresariales de Castilla y León (CECALE), los sindicatos CCOO y UGT y las organizaciones agrarias Asaja, UCCL y UPA-COAG han firmado un manifiesto en defensa de los trabajadores de Lauki y de los ganaderos que proveen de leche a la fábrica.

Una declaración rubricada en el Consejo Económico y Social (CES) de Castilla y León, con la presencia de su presidente Germán Barrios, en la que se pide a Lactalis que reconsidere su decisión y “adopte una aptitud socialmente responsable” renunciando al anuncio de cerrar Lauki.

Asimismo, se recoge que se trata de una decisión que “no está justificada económicamente”, ya que se trata de una factoría rentable y que “ha superado los objetivos de producción establecidos”. Por lo que consideran que es una decisión que obedece solo al objetivo de relocalizar actividades y producción.

Además piden a Lactalis que plantee un plan de competitividad para Lauki que “garantice la continuidad de su actividad, el mantenimiento del empleo y contemple medidas para incrementar la producción y diversificar sus productos”.

Un manifiesto que ha resumido, al principio de la rueda de prensa, Germán Barrrios, presidente del CES, y que se ha visto refrendado en las declaraciones de todos los firmantes.

Así, Faustino Temprano, secretario general de UGT en Castilla y León ha destacado que “vamos a estar ahí” en un conflicto entre trabajadores, ganaderos y la multinacional Lactalis que será una “lucha larga” contra un “enemigo importante”. Temprano ha reincidido en que la primera intención es que se siga con la actividad actual, puesto que es una fábrica que presenta beneficios, y si esto no fuera posible, que se venda a otros inversores.

Una referencia a que el conflicto es largo también ha hecho Ángel Hernández, secretario general de CCOO en Castilla y León, quien ha pedido “mucha paciencia” a los representantes de los trabajadores porque es un conflicto que “va para largo”, a tenor de sus experiencias pasadas.

Hernández ha destacado que “hoy por hoy es un cierre ilegal” que no está recogido en el Ordenamiento Jurídico español. Al mismo tiempo, el secretario general de CCOO en Castilla y León ha lanzado la idea de que habría que empezar a buscar nuevos diseños estratégicos, tanto desde el punto de vista de las instituciones como de la sociedad, para defender al sector primario y de la transformación industrial como garantes del empleo en la comunidad.

Por su parte, Aurelio González, coordinador de UPA-COAG, ha relatado que la decisión de Lactalis viene en el peor momento posible con la crisis láctea como telón de fondo para los ganaderos. Así, cree que este cierre también afecta a los ganaderos, ya que “el suministro alrededor de esta fábrica se terminará perdiendo”.

El coordinador de UCCL, Jesús Manuel González Palacín, ha incidido que el anuncio del cierre de Lauki llega “en la peor crisis del sector lácteo de la historia” y ha anunciado que el compromiso de Lactalis de seguir con la recogida de leche se peude quedar en “agua de borrajas”.

González Palacín ha pedido un “apoyo constante” desde los sectores políticos para ejercer presión y que Lactalis se reconsidere su anuncio de cerrar una fábrica vallisoletana que “es rentable y tiene un papel fundamental en Castilla y León”.

Por último, Donaciano Dujo, presidente de Asaja, ha destacado que los alrededor de 100 ganaderos afectados por este cierre suponen el 8% de todo el territorio regional. Dujo ha recordado que Castilla y León ya tiene experiencias pasadas con multinacionales que compran una marca y se la llevan a su país para trabajar con su materia prima y crear empleo.

Un presidente de Asaja que ha pedido “mirar las etiquetas de los productos”, ahora más que nunca, para asegurarse de la procedencia, ya que la “calidad está asegurada”.

No hay comentarios

Dejar respuesta