Izquierda Unida pide al Congreso el apoyo a Lauki y Dulciora

Lo han hecho los diputados nacionales Alberto Garzón y Sol Sánchez

Concentración de los trabajadores de Lauki y Dulciora en las Cortes de Castilla y León.
Concentración de los trabajadores de Lauki y Dulciora en las Cortes de Castilla y León.

Los diputados nacionales de Unidad Popular Izquierda Unida, Alberto Garzón y Sol Sánchez, han registrado una iniciativa parlamentaria con el objetivo de obtener el apoyo de toda la Cámara a los trabajadores de LAUKI y Mondelez-Valladolid, antigua Dulciora. Asimismo, solicitan a las empresas Lactalis y Mondelez International que reconsideren su decisión de cerrar sus plantas de producción en Valladolid.

Tras el “sí, rotundo” del parlamento autonómico de Castilla y León, los diputados nacionales buscan la defensa del sector agroalimentario vallisoletano, que, “atraviesa uno de sus peores momentos, motivado por la deslocalización productiva”, señalan los diputados.

La multinacional francesa Lactalis anunció, el pasado 10 de marzo, de forma unilateral, el cierre de la planta Lauki en Valladolid; argumentando un descenso continuado de ventas y sobrecapacidad de la estructura productiva.

La planta, que cuenta con 85 puestos directos y más de un centenar indirectos, fue creada en 1956 por ganaderos locales, bajo el nombre de Central Lechera Vallisoletana. En 2004, Lactalis compró la fábrica;  “obteniendo beneficios anualmente, incuso en época de crisis económica de sector lácteo”, apuntan Garzón y Sánchez.

El próximo mes de junio, Lactalis cesará la actividad de la planta, una actuación que los trabajadores no comprenden; pues, afirman que, es viable y existe una intención premeditada para desviar los productos de mayor valor añadido hacia otras factorías.

“Una decisión que choca con la felicitación, en diciembre, a los trabajadores, por su buen hacer, cumplir con los objetivos y los altos índices de competitividad de la planta, en comparación con el resto de fábricas de la multinacional”, recuerdan.

En las mismas fechas; una semana posterior, la empresa Mondelez International comunica a sus 185 trabajadores fijos y 47 eventuales el cierre de la planta Mondelez-Valladolid, antigua Dulciora, previsto para abril de 2017.

En este sentido, los diputados de Unidad Popular Izquierda Unida piden trabajar, de forma coordinada, con el resto de administraciones públicas en los ámbitos europeo, nacional, autonómico y local, para garantizar la continuidad de las plantas en Valladolid; ambas con beneficios.

Asimismo, solicitan la devolución de las ayudas concedidas a dichas empresas, e, instar al gobierno de España en funciones a impulsar la derogación de la Reforma laboral de 2012.

No hay comentarios

Dejar respuesta