Una de cal y otra de arena para el CPLV

El CPLV femenino ganó en Tres Cantos (2-3) y está a un triunfo de luchar por el título. El masculino tendrá que remontar en Canterac tras perder en Rubí (3-2).

Partido de Las Panteras del CPLV en Tres Cantos. (Foto: Marcelino Díez).

El CPLV saldó el primer fin de semana de los playoff por el título en las Ligas Elite con un triunfo y una derrota. Las Panteras dieron la alegría al imponerse en un duro encuentro en Tres Cantos por 2-3 (con gol de oro en la prórroga) y están a un solo triunfo de volver a jugar la final.

Mientras, el conjunto masculino cedió en Rubí (3-2) en un partido tan igualado como los anteriores que les habían enfrentado y ahora se encomiendan a Canterac y al empujón de sus aficionados para remontar ganando primero el próximo sábado para forzar un tercer encuentro, que se jugaría en el mismo escenario el domingo. Todo en una semana.

El equipo femenino sufrió en Tres Cantos. No podía ser de otra forma. Pero está a un paso de jugar la final y buscar un nuevo título liguero. Con Isabel Rodríguez en el banquillo, las vallisoletanas tuvieron que esperar a la prórroga para sumar ese primer triunfo en un encuentro muy físico.

La capitana Laura Alvarado, con pase de Lucía Ruiz, fue la encargada de materializar el gol de oro mediado el periodo de añadido, haciendo estallar la alegría en el seno del conjunto puceano. Un triunfo fuera de casa y más en los play off está muy cotizado (ha sido el único de este fin de semana). Sonia Abón abrió pronto el marcador tras un rebote y permitió que se impusiese el juego del CPLV, que controló la pastilla durante los 50 minutos.

El único momento de duda llegó con una doble inferioridad, que el cuadro madrileño saldó con dos goles seguidos para poner el 2-1, pero las Panteras reaccionaron y antes del descanso pusieron las tablas, con un tanto de Lucía Ruiz. La segunda parte fue igual de dura que la primera pero sin goles a pesar del control vallisoletano, llegándose al tiempo extra y a ese gol de oro que premió los méritos de un CPLV que buscará la final el próximo sábado en casa.

Mientras, el masculino tendrá que ganar dos partidos a Rubí si quiere luchar también por el título. Y todo tras perder en tierras catalanas un encuentro bien jugado pero resuelto a favor de la escuadra local en la recta final tras aprovechar una superioridad.

Los de Ángel Ruiz supieron mantenerse en el partido a pesar de las ausencias (Ordax, Guille Jiménez, Xogo, Rubén Herrero…), aguantando el primer empuje local y luego poniendo en dificultades al portero catalán, David Ros. Remontaron momentáneamente el tanto de Requena, que llegó antes del descanso.

Lo hicieron con dos buenas acciones de Jack Telford y Olmo Ercilla; y solo hincaron la rodilla con dos expulsiones seguidas de Matt Fischer y el propio Telford (con una entre medias de Requena). En el tres para dos, Rubí empató por medio de Carles Benito a tres minutos para el final; mientras que Porqueras hizo el 3-2 con solo 2 por jugarse. A pesar de arriesgar con portero-jugador, el CPLV perdió y se encomienda ya a Canterac para la remontada. Primero ganando el sábado, para forzar un tercer encuentro, que se jugaría el domingo en casa también.

No hay comentarios

Dejar respuesta