Gran acogida de visitantes a la Feria del Libro Antiguo

Durante los 24 días que ha durado, la XXIV edición de la Feria del Libro Antiguo y de Ocasión ha sido visitada por 25.000 personas.

La XXIV edición de la Feria del Libro Antiguo y de Ocasión finalizará este domingo a las 22.00 horas, 24 días después de su inauguración. Los responsables de las 20 librerías participantes (7 de ellas de Valladolid) se muestran bastante satisfechos con los resultados obtenidos: unos 25.000 visitantes.

“Hemos tenido unas ventas similares a las del año pasado. Los días más fuertes han sido los diez primeros, coincidiendo con celebraciones como la Semana Santa o con iniciativas como la Feria de Artesanía”, explica Cristina P. Tejera, presidenta de la Asociación de Libreros de Viejo y Antiguo de Castilla y León (ALVACAL) y responsable de la librería La Leona.

Una de las novedades de este año ha sido el cambio de ubicación de las casetas, que se han trasladado desde la Acera de Recoletos al Paseo Central del Campo Grande. También se ha modificado su distribución, ya que de estar colocadas en línea han pasado a estarlo en forma de U. “Ha sido un cambio muy positivo. La nueva disposición ha dado sentido a la feria, ya que ha provocado que quede menos dispersa y más integrada con las actividades”, continúa Cristina P. Tejera.

El extenso programa de actividades se ha convertido en otra de las grandes apuestas de la edición de este año. “Ha sido la primera vez que hemos realizado todas las actividades en torno a un único tema, como ha sido la literatura infantil y los títeres. Han funcionado muy bien, ya que hemos conseguido llenar la carpa todos los días”, comenta Cristina.

Sin lugar a dudas, la actividad con mejor acogida ha sido la exposición ‘El juego y los títeres. Papeles, libros y otros documentos sobre los títeres en España’, que ha estado comisariada por la compañía Titiriteros de Binéfar. A lo largo de los 24 días de la feria, se han realizado medio centenar de visitas guiadas en horarios de mañana y de tarde que han contado con las explicaciones de la narradora oral vallisoletana Isabel Benito. En cada visita ha habido una media de treinta personas.

Durante los cuatro fines de semana de la feria, la carpa de actividades ha acogido una veintena de propuestas gratuitas y destinadas a un público familiar que, de media, han contado con 250 participantes.

ALVACAL confía en seguir aumentando el número de visitantes en las próximas ediciones. Para ello espera seguir contando con los apoyos de este año. “Queremos seguir ofreciendo una feria de calidad. Esperamos que se mantengan e incrementen los apoyos institucionales y que la feria se asiente como un referente cultural en Valladolid”, indica Cristina P. Tejera.

“Necesitamos seguir llegando a más gente. El libro antiguo y de segunda mano sigue sin estar suficientemente valorado. Esperamos que se vaya integrando en el hábito de compra de la gente”, añade Víctor López-Bachiller, secretario de la Asociación de Libreros de Viejo y Antiguo de Castilla y León y responsable de la librería Páramo.

No hay comentarios

Dejar respuesta