“Con pequeños ajustes seríamos la planta número uno de España”

El presidente del Comité de Empresa de Lauki, José Manuel González, cree que Lactalis “no puede poner excusas” ante su decisión de cerrar la planta vallisoletana.

José Manuel González junto a Óscar Puente esta mañana en la Plaza Mayor.

Los trabajadores de Lauki siempre se han mostrado en desacuerdo del cierre de la planta por parte de Lactalis, como es lógico. Pero más allá de hacerlo por el hecho de supervivencia de sus puestos de trabajo, lo hacen a sabiendas de que son una planta que muestra unos grandes números de producción. Cifras que les valieron la enhorabuena de la propia Lactalis en diciembre del año pasado. Por eso, la decisión es menos entendible, más allá de la especulación empresarial.

Algo que ha vuelto a ratificar esta mañana el presidente del Comité de Empresa de Lauki, José Manuel González. “Con algunos pequeños ajustes podríamos producir todavía más de lo que producimos y ser la planta número uno de España”, ha anunciado alto y claro González.

Es por ello, que están preparando un informe junto a la Fundación Anclaje, de la Junta de Castilla y León, para trasladar a la sede de Lactalis, en París. “Si lo quieren oír se lo vamos a poner fácil”, ha destacado González, quien cree que la empresa francesa “no puede poner excusas”. “Podríamos ser más rentables de lo que somos”, ha afirmado.

“Aquí la planta ya es rentable”, pero podría serlo más. Esa es la idea que ha trasladado a los medios de comunicación. Asimismo, considera que “si lo miran bien, perderían mucho yéndose de Valladolid porque echarían a perder el centro de recogida de leche de España”.

Un presidente del comité de empresa de Lauki que ha reconocido que el día a día en la fábrica es difícil porque un día se encuentran con las ganas y las fuerzas para superar y revertir la situación, y al siguiente los ánimos están más bajos. Sin embargo, ha destacado que “a nivel de producción estamos como el primer día”.

Así, el 11 de abril los trabajadores se volverán a reunir con la empresa francesa para presentar ese informe que rebata el presentado por Lactalis. Por su parte, Óscar Puente ha anunciado que la próxima semana hablará con el consejero delegado de Lactalis “para seguir incrementando la presión”. Y es que Puente dice que no va a cejar en su empeño: “Tenemos que emplear todas las herramientas que podamos”.

 

 

No hay comentarios

Dejar respuesta