Solidaridad real en el Banco de Alimentos

Su Majestad la Reina Doña Sofía ha visitado la sede de la Fundación Banco de Alimentos de Valladolid, en la calle Vázquez de Menchaca. Una visita que ha durado poco más de una hora y en la que ha conocido de primera mano la labor de todo el colectivo de voluntarios.

“Es maravilloso lo que hacen los voluntarios del Banco de Alimentos de Valladolid dedicando su tiempo a los demás”. Con esa frase, Su Majestad la Reina Doña Sofía se ha despedido en su visita a la sede de la Fundación Banco de Alimentos de Valladolid, poco antes de montar en el coche.

Una visita que ha realizado como parte del apoyo de la Fundación Reina Sofía a los Bancos de Alimentos y que ha durado algo más de una hora. En ella ha conocido de primera mano la labor de los 73 voluntarios que integran esta Fundación Banco de Alimentos de Valladolid. En el recorrido por las instalaciones ha charlado amistosamente con todos los que prestan ayuda desinteresada y ha preguntado por todas las cuestiones logísticas que subyacen de la labor de esta Fundación que preside Jesús Mediavilla.

Para el presidente del Banco de Alimentos de Valladolid, después del reconocimiento en 2012 con el Premio Príncipe de Asturias, esta visita supone un “acto de motivación y reconocimiento a todos los voluntarios”.

Una Fundación que en Valladolid atiende a 18.000 personas -5.600 familias-, de los que 5.500 son niños de cero a catorce años. Una actividad desinteresada que se realiza a través de 166 asociaciones que se encargan de entregar los alimentos que almacena y reparte la Fundación Banco de Alimentos de Valladolid. Y es que en 2015 se repartieron un total de 2,85 millones de kilos de comida

Mediavilla ha destacado que desde julio de 2014 el número de familias a las que atienden ha disminuido en general, pero que en la provincia ha subido ligeramente debido al cierre de fábricas que tienen mucho peso en los pueblos vallisoletanos. Un trabajo en los municipios que realizan con ayuda de Cruz Roja con células establecidas en los grandes pueblos. “Es algo muy importante porque era un objetivo trazado desde hace mucho tiempo”, ha manifestado.

En dicha visita, la Reina Doña Sofía ha mantenido una reunión de aproximadamente cuarenta minutos en la que ha sido informada de la evolución y los resultados de los proyectos que tiene la Fundación Banco de Alimentos de Valladolid.

Uno de esos voluntarios que trabaja desinteresadamente en el Banco de Alimentos de Valladolid es Pablo González Maeso, coordinador del área de logística desde hace seis años y reserva del Ejército.  González Maeso ha destacado que esta visita supone “un motivo de orgullo” para todos los voluntarios porque significa que la labor que realizan es reconocida “dentro y fuera” de la ciudad.

Esta asistencia de la Reina Doña Sofía se ha cerrado con la entrega de un Plato Solidario de manos del voluntario más longevo, Teodoro Valdezate. Así como de la entrega de un diploma que la reconoce como Amiga del Banco, que ha entregado la voluntario más joven, María Luisa González.

Tras la foto de grupo con las autoridades y con todos los voluntarios, estos le han dedicado una sonora y cerrada ovación a Su Majestad la Reina Doña Sofía por su apoyo y preocupación para con los más necesitados. Una visita en la que la solidaridad real se ha hecho patente en cada centímetro del recorrido.

No hay comentarios

Dejar respuesta