Óscar Puente: “En el caso de Dulciora hay tiempo y posibilidades”

El alcalde ha pedido “calma” aunque ha dejado claro que el Ayuntamiento va a poner “toda la carne en el asador” para buscar una solución de futuro.

Puente durante la concentración de los trabajadores de Dulciora y de Lauki el pasado 3 de abril.

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, ha sido optimista esta mañana al afirmar que en el caso del cierre de la fábrica de Dulciora “hay tiempo y posibilidades” para llegar a una solución que signifique seguir manteniendo la actividad y, por lo tanto, el trabajo de los empleados de la planta vallisoletana.

“El Ayuntamiento va a poner toda la carne en el asador, pero hay que mantener la calma para intentar llegar a una solución de futuro”, ha afirmado el regidor. Algo que a su juicio se ve apoyado por la decisión de Mondelez de no cerrar la fábrica hasta antes del final de 2017. “Es un tiempo para buscar soluciones”, ha destacado.

Por otro lado, en el otro conflicto laboral que zarandea a la industria vallisoletana, la decisión de Lactalis de cerrar Lauki, ha dicho que “no hay novedades”. Así, ha declarado que lo “poco” que puede hacer el Ayuntamiento, sin competencias en materia de industria, es la decisión urbanística que mañana se aprobará en el pleno para que el suelo de Lauki se blinde para uso exclusivamente de la industria láctea.

Para Puente se trata de “poner una piedra más si Lactalis decide cerrar”, pero sabe que ni mucho menos es determinante.  Sobre esta decisión han llegado quejas de empresarios sobre que pueda ser contraproducente al cerrar la puerta a empresas de otros sectores.

“Que nadie tenga temor”, ha anunciado, ya que si realmente vinieran empresarios de otros sectores interesados por mantener la actividad “automáticamente” se volvería a cambiar el uso urbanístico de esa parcela. Algo en lo que están de acuerdo todos los grupos políticos, ha afirmado.

Una medida desde el Ayuntamiento que pretende dejar claro a Lactalis que “no va a poder especular”, además de intentar facilitar una “única salida”, que es el mantenimiento de la actividad. Sin embargo, el regidor no sabe si será suficiente.

Preguntado sobre las posibilidades de ayudar desde el Ayuntamiento, ha dejado claro que son escasas por la Ley Montoro, que “ha limitado muchísimo la capacidad de maniobra”. Aun así ha destacado que lo que desde el Consistorio se puede hacer es intentar atraer a empresas hasta Valladolid. Algo en lo que “ya trabajamos”.

Puente cree que Valladolid “no se puede permitir el lujo de perder más empleo, ni consolidar el que tiene, sino que tiene aspirar a conseguir mucho más”. Por eso ha afirmado que desde el Ayuntamiento siguen afanándose en su idea del Parque Agroalimentario, además de apostar por la expansión de empresas consolidadas como Renault, Michelin o Lingotes Especiales.

No hay comentarios

Dejar respuesta