Lúpulo, cebada y rugby en Zorrilla

La organización ha confirmado que la venta de alcohol estará permitida tanto dentro como fuera del Estadio José Zorrilla

Grada principal de Pepe Rojo. (Foto: VRAC).

Es habitual acercarse a los campos de Pepe Rojo y disfrutar de una caña de cerveza mientras los jugadores están empapados en sudor y los golpes se suceden a ras de césped. Una práctica común que después se traslada al llamado tercer tiempo. Ese en el que afición y jugadores son uno. Bueno, dos. Que la cerveza nunca falta, ya sea para celebrar o para olvidar.

Ante la esperada final de Copa del Rey de Rugby entre el SilverStorm El Salvador y el VRAC Quesos Entrepinares, el domingo 17 de abril, en el Estadio José Zorrilla, la pregunta en la presentación de dicho evento se hizo esperar pero era evidente. ¿Se podrá vender y consumir alcohol durante el encuentro?

José Antonio Garrote, presidente del VRAC, dio la respuesta afirmativa pero con ella no hizo más que levantarse un polvo tenue que fue a mayores. Él lo explicó así: “El rugby es un deporte amateur y nunca se le ha aplicado la norma que prohíbe la venta de alcohol”. Y es que según el propio Garrote, donde no se permite vender es “en el graderío del estadio”. Es decir, que no se podría ir vendiendo cerveza por las localidades pero sí en los vomitorios.

En concreto, el punto uno del artículo 67 de la Ley 10/1990, de 15 de octubre, del Deporte dice que “queda prohibida en las instalaciones en que se celebren competiciones deportivas la introducción y venta de toda clase de bebidas alcohólicas”. Además, en el apartado cinco de la misma norma, se recoge que “los organizadores de espectáculos deportivos en los que se produzcan situaciones definidas en los apartados anteriores podrán ser igualmente sancionados, si hubiesen incumplido las medidas de prevención y control”.

Es cierto que la norma hace referencia a deporte “profesional” y el rugby en España no tiene esa categoría. Aun así, la pregunta era obligada y la lanzaba un compañero de los medios de comunicación. “Entonces, ¿asumís el riesgo?”.

Después de dejar claro que el rugby “puede” y “tiene autorización” para esa venta y consumo de alcohol, Garrote explicó que tenía dudas de que se estuviera asumiendo el riesgo “de algo que a lo mejor no es un riesgo”.

Por lo tanto, queda a las claras que se podrá beber y vender todo tipo de bebidas alcohólicas en el estadio y aledaños. Por ello, Hansen, presidente del Club de Rugby El Salvador, explicó que tienen preparadas 24 carpas donde se servirá cerveza Heineken, mientras que en el interior del estadio se servirá Mahou.

Es decir, una fiesta del deporte oval nacional en la que miles de seguidores vibrarán con el espectáculo deportivo y podrán regar su disfrute con cerveza, o cualquier otro tipo de bebida.

No hay comentarios

Dejar respuesta