La historia del rugby nacional se empieza a reescribir en Valladolid

Este lunes se ha presentado la Final de la Copa del Rey de Rugby, que enfrentará al VRAC Quesos Entrepinares y al SilverStorm El Salvador, el domingo 17 de abril en el Estadio José Zorrilla.

Alfonso Feijoó, Alfonso Lahuerta, Juan Carlos Martín, Óscar Puente, Alberto Bustos y José Antonio Garrote sobre el césped de Zorrilla.

La mayoría de los hechos históricos están caracterizados porque no es hasta pasado un tiempo que nos empezamos a dar cuenta de la importancia de ese hito. La perspectiva del tiempo permite valorar el tamaño de la gesta al relacionarla con su contexto más o menos inmediato. Pero existen momentos históricos que ya se sabe que van a serlo incluso antes de producirse. La final de la Copa del Rey de Rugby entre el VRAC Quesos Entrepinares y el SilverStorm El Salvador del domingo 17 de abril es uno de esos soplos de aire que se sabe cambiarán parte de la historia.

Son ya dos meses hablando sin parar de esta “fiesta del rugby en España” que tendrá a la ciudad de Valladolid como protagonista esencial de un partido entre dos equipos vallisoletanos para el que ya se han vendido todas las entradas. Así se ha expresado el alcalde de la ciudad, Óscar Puente, durante la presentación de dicho un encuentro que es ya un “éxito sin precedentes” que abarrotará cada localidad y centímetro del Estadio José Zorrilla y sentará las bases de un futuro más prometedor para el rugby en España.

“Marcará un antes y un después”, ha expresado el regidor, quien ha destacado que “de ninguna manera” se esperaba tener todo el papel vendido a dos semanas de la final. Y es que la idea inicial era vender, a lo sumo, unas 12.000 entradas para abrir el anillo inferior del José Zorrilla y poder llenarlo. Las casi 25.000 localidades vendidas sitúan a este partido, de lejos, como el que más afluencia ha congregado el deporte del oval.

Pero cuando se hace un llamamiento, Valladolid es una ciudad que responde a las mil maravillas y se empieza a movilizar de manera “imparable”. “La ciudad quiere devolver al rugby lo que le ha dado durante muchos años”, ha referido el primer edil, ya que se ha encargado de elevar el nombre de Valladolid, tanto por el territorio nacional como internacional.

Un “partido del siglo” para Alfonso Lahuerta, director general de Deportes de la Junta de Castilla y León, en el que se pone en juego algo más que un título ya que se tratará de “colocar al rugby donde ha de estar”. Por eso, ha destacado que ese domingo habrá dos vencedores, el equipo que levante la Copa del Rey y el rugby de Valladolid, de Castilla y León y de España.

Así se ha expresado también el presidente del Club de Rugby El Salvador, Juan Carlos Martín ‘Hansen’, quien ha reconocido que este partido supone un “éxito para todos”. Martín ha destacado que llegar hasta esta final con tanta repercusión ha requerido un “trabajo de muchos años a todos niveles, sobre todo desde las bases”.

Hansen ha destacado que desde ambos clubes se buscaba que viniera mucha gente ajena al rugby, “algo que hemos conseguido”. Y es que Martín considera que “todavía tenemos recorrido para hacer un evento mucho más grande” y que el trabajo constante ha hecho que esta repercusión no tenga nada de casualidad.

Por su parte, José Antonio Garrote, presidente del VRAC, ha seguido por esa línea histórica de un partido que “marcará un antes y un después” y que será el “revulsivo que necesita el rugby en España”. En ese sentido, Garrote ha pedido al presidente de la Federación Española de Rugby, Alfonso Feijoó, también presente en la rueda de prensa, que no permita que se apague el fuego de esta llama que empieza a poner el rugby nacional en el sitio que se merece.

Por eso, ha pedido a Feijoó “energías y fuerzas” para mantener este impulso que permita al rugby “tener más atención de la que ha tenido hasta ahora”. Una final que ha de ir acompañada de “medidas positivas y no solo de buenas palabras” para lograr el impulso a un deporte generalmente en segundo plano.

No hay comentarios

Dejar respuesta