De nuevo, volvió a salir cruz

El conjunto que preside Carlos Suárez volvió a decepcionar ante su público con un juego lento y ramplón

Pedro Tiba se lamenta. Fotografía LFP

El empate ante un Almería que llegaba hasta santuario blanquivioleta con una racha de seis partidos sin perder hace que los pucelanos vuelvan a desaprovechar una oportunidad de oro para reengancharse al tren de un Playoff que se antoja más parejo que nunca este año dada la poca calidad existente en la categoría.

Y otra vez volvió a salir cruz en esa moneda al aire que partido tras partido tira el Real Valladolid. Encuentro malo hasta decir basta de un conjunto, el de Miguel Ángel Portugal, que sumó un punto y gracias, tras el gol cuando el partido agonizaba de un Juan Villar que es la sonrisa de este equipo.

Tras una primera mitad en la que parecía que ninguno de los dos conjuntos se jugaban nada sobre el pasto del José Zorrilla, el cuadro andaluz golpeó primero gracias a un testarazo de Quique, tras un gran envío desde la derecha de Michel. A partir de aquí volvieron los nervios y los pitos a santuario pucelano y la hinchada recordaba el fiasco, no muy lejano en el tiempo, del 0-1 ante el Huesca.

Roger primero y Moyano después gozaron de dos oportunidades clarísimas pero no sería hasta el suspiro final del choque cuando Juan Villar, con un disparo potente y colocado desde la frontal establecería el definitivo 1-1 con el que se llegaría al final.

Un resultado que deja al Pucela 12º con 45 puntos, a tres del Playoff, y un equipo que vuelve a desaprovechar una ocasión de oro para colocarse en la parte alta de la tabla clasificatoria porque de nuevo, y como viene siendo la tónica habitual a lo largo de toda la temporada, volvió a cuajar un partido sumamente malo.

No hay comentarios

Dejar respuesta