Los trabajadores de Dulciora y Lauki suman fuerzas contra los cierres

Unas 500 personas se han concentrado en la plaza de Fuente Dorada para mostrar su apoyo a los empleados de las dos industrias que han anunciado el fin de su actividad

La lucha obrera siempre tuvo en la unión uno de sus puntos fuertes, sumar esfuerzos con el objetivo de ejercer una mayor presión, de que el mensaje sea más contundente y llegue a oídos y conciencias de los directivos empresariales, en este caso a las multinacionales Lactalis y Mondelez, que en las últimas semanas han asestado duros golpes a las perspectivas empresariales de la ciudad, con el anuncio de los cierres de dos fábricas históricas en Valladolid, Lauki y Dulciora.

Unas 500 personas han acompañado a los trabajadores en su concentración reivindicativa en una lluviosa mañana en la céntrica plaza de Fuente Dorada, donde los paragüas se han intercalado con carteles y pancartas reivindicativas, al grito de “Valladolid, escucha, súmate a la lucha”. Una unión que no se ha visto reflejada en una afluencia masiva a la convocatoria, pero sí en una considerable presencia política, con representantes de todos los partidos políticos, incluidos varios componentes del equipo de Gobierno, el alcalde, Óscar Puente, y el anterior regidor, Francisco Javier León de la Riva.

No hay comentarios

Dejar respuesta