De excursión con la Asociación Cultural Taurina la Empalizada

Dos autocares partieron a tierras segovianas para visitar la Yeguada la Perla

A los pies de la Sierra de Guadarrama, en su vertiente norte, está enclavada esta finca de 1000 has. que alberga unas 500 cabezas de ganado bravo, vacuno de carne y cría caballar de raza lusitana.

Mañana espléndida para disfrutar plenamente del campo segoviano y de las instalaciones de esta magnífica finca denominada “Matarosueros” cuyo propietario, Alberto Herranz, nos mostró con satisfacción. Herranz es un empresario ajeno al mundo del toro y el caballo que soñó con tener algo como lo que ha conseguido a lo largo de los años: un emporio ganadero que disfruta con su familia y al que ya le está sacando rendimiento por los distintos premios obtenidos, tanto en la cría de bravo como en la caballar.

Dos autocares partieron de Pucela y Montemayor de Pililla, sede de esta entidad taurina, hacia tierras segovianas, a unos 10 kilómetros de Torrecaballeros, cargados de ilusión y entusiasmo, al menos eso indicaba la gran chiquillería de La Empalizada, que es el signo esperanzador de esta asociación que cuenta con unos 250 miembros, entre ellos padres jóvenes que trasmiten a sus vástagos lo que ellos han aprendido de los suyos: ser fieles a la tradición taurina de su pueblo y amar algo que les apasiona como es la Fiesta de los toros en general y lo popular en particular.asociacion taurina la empalizada 15

Magníficas instalaciones preparadas para lo que ahora se denomina turismo rural, pero fusionado con la gastronomía (excelente parrillada al aire libre), la cultura y el arte con el toro bravo y el caballo como eje central, además de una exhibición especial e improvisada a cargo de un mexicano afincado en Viana de Cega que es un auténtico amaestrador de caballos. Se trata de Adolfo Barrón quien en dos horas fue capaz de domar y montar a dos potros de tres años; recuerdan a Robert Redford en el “El Hombre que susurraba a los caballos”, pues eso pero sin tragedia. Barrón denomina a este sistema de doma “en armonía”. Espectacular.

Todo ello se desarrolló en un día delicioso de campo donde las gentes de La Empalizada y, sobre todo los chiquillos, además de los acompañantes como un servidor, pudimos disfrutar viendo la paridera de vacas bravas y yeguas, los sementales, el ganado de saca, los distintos cuarteles de potros y yeguas y una exhibición de doma con los caballos estrella de la yeguada y finalmente, tras el copioso almuerzo, la “exhibición torera” de los más atrevidos de la excursión ante unas becerras nobles y bravas que no dejaban de acometer a todo bicho viviente.

Herranz tiene unas 60 vacas de procedencia torrestrella-vidrié y ya ha saboreado las mieles del triunfo con el indulto de un novillo durante la pasada temporada. Esta actividad ganadera de bravo viene por la afición del empresario y, obviamente, como complemento de la finca para el citado turismo rural.

Pero sin duda el caballo lusitano es el eje principal de esta actividad bajo la denominación “Yeguada La Perla”. Obtener caballos y yeguas de pelaje perla es complicado según su propietario, pero lo están consiguiendo y sus productos ya se venden en EEUU y Alemania donde tienen un mercado importante.

La oferta es amplia e interesante, así lo atestigua su web: www.yeguadalaperla.es o visitar la finca; se sorprenderán por su ubicación al pie de la sierra, por su extensión, por sus cuarteles, su variedad y abundancia de animales y, sobre todo, por su exquisito trato. Al menos eso es lo que percibimos en nuestra visita con La Empalizada.

No hay comentarios

Dejar respuesta