Sáenz de Santamaría reconoce que “queda mucho para superar la crisis”

Los cierres anunciados en los últimos días de las fábricas de Lauki y Dulciora en Valladolid han obligado a la vicepresidenta del Gobierno en funciones a cambiar el discurso sobre la recuperación en su visita a la ciudad

Carnero, Sáenz de Santamaría y Del Cura en la exposición.

El Gobierno en funciones lleva los últimos meses repitiendo el mantra de que la recuperación económica ya ha llegado a España y que el objetivo ahora es consolidar una tendencia positiva para el crecimiento de la actividad económica y empresarial. Sin embargo, en los últimos días la realidad laboral de Valladolid se ha distanciado de esa línea, con el anuncio del cierre de dos fábricas míticas en la ciudad, Lauki y Dulciora.

La vicepresidenta del Gobierno en funciones, Soraya Sáenz de Santamaría, ha estado hoy en Valladolid para acompañar a David del Cura en la inauguración de una exposición sobre sus trabajos artísticos del tiempo que compartieron cuando fue asesor en la Moncloa. Preguntada por el cierre de las dos fábricas, Sáenz de Santamaría ha apuntado que conocía la situación porque se la trasladó el presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, en un encuentro hace unos días, y ha reconocido que “queda mucho para superar la crisis, todavía tenemos casos de crisis en empresas y tenemos que trabajar por generar estabilidad, porque a todo el mundo que se decida a embarcarse en un proyecto lo siga manteniendo”.

Además, la vicepresidenta en funciones ha añadido que le consta “los enormes esfuerzos que todo el Gobierno de la Junta han hecho en este sentido” y también ha querido poner el aspecto positivo con el acuerdo en Renault entre sindicatos y empresas, “que es una buena noticia que afecta a empresas importantes en Castilla y León”.

“Ahora lo que nos toca a todos es trabajar de la mejor manera posible para lograr que vayan saliendo de la crisis todas las empresas que han estado en problemas”, ha concluido.

No hay comentarios

Dejar respuesta