Transparencia y cercanía, objetivos para las administraciones locales

La Diputación de Valladolid y la Fundación Democracia y Gobierno Local organizan una jornada con más de un centenar de alcaldes, concejales, secretarios, interventores y técnicos

La transparencia y la cercanía a los ciudadanos son dos grandes objetivos y retos de futuro para las administraciones locales. Este es uno de los análisis de la Jornada ‘Los nuevos retos de las Administraciones Locales’ que, organizada conjuntamente por la Diputación de Valladolid y la Fundación Democracia y Gobierno Local, ha abordado los nuevos retos que deben afrontar los gobierno locales ante los últimos cambios normativos y la implantación permanente de las nuevas tecnologías.

En su intervención, Jesús Julio Carnero ha destacado los “vertiginosos y constantes cambios sociales que vive la sociedad actual, vinculados a la expansión de las nuevas tecnologías, y que requieren que las Administraciones nos adaptemos con rapidez para responder a las nuevas demandas que van surgiendo y cubrir las necesidades de la ciudadanía en su conjunto”.

Junto a ello, “la crisis económica ha dado lugar a nuevas políticas que abogan por la eficiencia y la sostenibilidad de las administraciones, algo a lo que no ha sido ajeno nuestro país”. Este nuevo marco jurídico establece un nuevo modo de trabajar y “es una obligación para con los ciudadanos que reclaman menos trabas, mejores servicios, más información y mayor control. Las nuevas orientaciones de las administraciones públicas deben ir dirigidas a la consecución de la excelencia en los servicios públicos que ofrecen. Y conseguir este objetivo solamente es posible con un Gobierno Abierto, un gobierno que se base en la transparencia para llegar a la participación y colaboración”.

OBJETIVO CERO PAPEL

Para que el Gobierno Abierto sea una realidad se hace necesario que las Administraciones Públicas reduzcan la brecha digital y activen la interoperabilidad. En este sentido, la nueva Ley de Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas y la Ley de Régimen Jurídico del Sector Público, cuya entrada en vigor está prevista para el 2 de octubre de este año, “van a producir un gran impacto en el funcionamiento de las Administraciones Públicas, incluidos nuestros ayuntamientos y nuestra Diputación, tanto a nivel procedimental como tecnológico, pues suponen la implantación definitiva de la administración electrónica, implantando el objetivo ‘cero papel’. Es decir, a partir del 2 de octubre todos los procedimientos, todos los documentos y todos los actos deben realizarse de manera electrónica”

Como ha recordado el presidente de la Diputación “estamos en un momento de cambio, y es una gran responsabilidad para la Diputación liderar este cambio en la Provincia. A partir de ahora, el ciudadano puede elegir si quiere relacionarse con la Administración de forma electrónica o no, pero la Administración no tiene opción, va a ser electrónica sí o sí. Esta reforma afecta a toda la organización, es necesaria la implicación de todos los niveles, por lo que será clave para la gestión del cambio la comunicación, la información y, sin duda, la formación. Y es en este ámbito de la formación en el que se enmarca esta jornada”.

No hay comentarios

Dejar respuesta